Publicado 28/12/2021 10:16CET

La alcaldesa de Osuna alega que la fusión hospitalaria sí implica un "traslado" de pacientes y sopesa protestas

Hospital La Merced, de Osuna.
Hospital La Merced, de Osuna. - AYUNTAMIENTO DE OSUNA

OSUNA (SEVILLA), 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

A cuenta de la adscripción del Hospital de Alta Resolución de Écija al Área de Gestión Sanitaria de Osuna, prevista para el 1 de enero con "una mejora en la asistencia sanitaria al ser unificados los recursos buscando la máxima eficiencia", según la Consejería de Salud, que descarta la derivación de pacientes de Osuna a Écija, extremo temido por los alcaldes de la zona; la alcaldesa ursaonense, la socialista Rosario Andújar, ha asegurado que la operación sí implicará un "traslado" de pacientes, avisando de que no se descartan movilizaciones.

Tras las sesiones celebradas por la delegada territorial de Salud y Familias, Regina Serrano, y el gerente del Área de gestión Sanitaria de Osuna, Celso Ortiz, con los alcaldes del área sanitaria de Osuna y de la zona de Écija, asegurando que "bajo ningún concepto se trasladarán al Hospital de Écija usuarios que venían recibiendo atención en el Hospital de Osuna", aunque los usuarios sí podrán elegir la asistencia en uno u otro hospital; Rosario Andújar ha manifestado que "desde la delegación de Salud reconocen que el paciente puede optar a ir al hospital de Écija, indicándole que allí el tiempo de espera va a ser menor, lo que se traduce en que esto no es una elección libre ni tampoco se respeta el derecho a la elección de especialista con esta medida".

"Se pretende vender esta fusión como un beneficio para los vecinos y vecinas de nuestro pueblo y de la comarca, porque dicen que vamos a contar con 36 camas más y cuatro quirófanos, considerándose como una única unidad hospitalaria y contando en todo momento en que se pueda ir a Écija para ciertas intervenciones o para ser atendidos en consultas de especialistas", explica la alcaldesa de Osuna.

EL "MISMO" NÚMERO DE MÉDICOS

La primer edil expone que la Delegación Territorial de la Consejería de Salud, dirigida por la popular Regina Serrano, alega que "el hecho de poder ser atendidos en el hospital de Écija va a aligerar las listas de espera", pero "van a ser los mismos profesionales sanitarios los que se van a compartir en uno y otro centro hospitalario, por lo que, mientras pasan consulta en Osuna no pueden hacerlo en Écija y viceversa, y la población a la que deben atender va a seguir siendo la misma".

"No van a contratar a nuevos especialistas ni a un mayor número de ellos, por lo que los profesionales sanitarios van a ser los mismos los que se compartan entre ambos hospitales", ha aseverado, opinando que la fusión hospitalaria es "un nuevo recorte y supone aminorar la cartera de servicios, que ya no se va a prestar en las mismas condiciones".

"Esta adscripción va a suponer que los pacientes de Osuna y de la comarca se desplacen a Écija para según qué prestaciones sanitarias", ha vaticinado.

La alcaldesa de Osuna no ha descartado que se lleven a cabo movilizaciones en contra de esta adscripción, aunque ha indicado que será necesaria la coordinación adecuada para acordar las acciones en demanda de que la solución sea dotar a ambos hospitales con los recursos profesionales y materiales suficientes.

Además, Rosario Andújar ha destacado que a esta situación se suma "el importante déficit que se está produciendo en atención primaria con los profesionales sanitarios y de administración exhaustos ante la falta de personal y el cierre de centros de salud en la comarca, cuando más necesarios son en esta sexta ola de pandemia".

Contador

Para leer más