Almería y Granada comienzan la semana con alerta amarilla por vientos fuertes

Publicado 23/02/2015 11:51:06CET

MADRID/SEVILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La semana comienza con temperaturas estables y precipitaciones débiles y dispersas en el tercio noreste peninsular. Las rachas de viento serán fuertes en gran parte del país --en Almería y Granada se ha decretado por esta causa la alerta amarilla-- y se ha activado la alerta por oleaje en el Cantábrico y Galicia.

Respecto a las temperaturas irán en ascenso en la mitad este peninsular y en las Baleares, pudiendo ser notable en toda la zona de levante y Baleares. Asimismo, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha indicado que habrá pocos cambios en el resto del país.

El cielo del lunes estará nuboso con precipitaciones en el tercio noroeste peninsular y en el área pirenaica, que se podrían extender a lo largo del día, de forma más débil y dispersa, a otras zonas de la península, salvo la mitad sur del litoral mediterráneo y en Baleares, donde estará poco nuboso.

En Canarias estará nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, sin descartar alguna lluvia débil, intervalos nubosos en las islas orientales, y poco nuboso en el resto.

Se ha decretado la alerta naranja activada por oleajes fuertes en las provincias de Cantabria, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Menorca, Vizcaya y Asturias, donde podrían darse olas de entre cuatro y siete metros, según las predicciones de la Aemet.

Las rachas de viento serán de componente oeste en la península y en las Baleares, con intervalos de fuerte en Galicia, en el área cantábrica, en el extremo sureste peninsular, Ceuta y Melilla. En canarias tendrán vientos del noreste, con algunos intervalos fuertes.

La alerta amarilla por vientos fuertes afecta a las provincias de Almería, Granada, León, Palencia, Melilla y Murcia, donde podrían alcanzarse rachas entre 70 y 80 kilómetros por hora.

Este lunes habrá nevadas en cotas relativamente bajas del extremo norte peninsular. La Aemet ha decretado la alerta amarilla por nieve en varias provincias de la península: en Huesca, Lleida y Navarra podrían llegar a acumularse hasta 15 centímetros de nieve.

Por último, la cota de nieve en la península rondará los 1.500 y 1.700 metros bajando a 700 y 1.100 metros. Por otro lado, la alerta por deshielo está activada en las provincias de Burgos y Navarra.