Alonso lamenta la falta de concreción de la financiación para la FP Básica y ve toda la ley como un "camino de espinas"

Publicado 19/03/2014 19:16:50CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, Cultura y Deportes andaluz, Luciano Alonso, ha lamentado este miércoles la falta de concreción en la financiación de la FP Básica, después de que el ministro José Ignacio Wert haya trasladado a las comunidades que hasta junio no podrá concretar su presupuesto, y ha mantenido que la Lomce es, en definitiva, "un camino de espinas".

"No hay respuesta para los interrogantes", se ha quejado Alonso al término de la Conferencia Sectorial de Educación en la que Andalucía, junto a Canarias y Asturias, ha cargado contra la nueva FB Básica, su falta de presupuesto o su falta de claridad para el profesorado o la titulación de los alumnos.

Dentro de la reunión, el consejero ha pedido al ministro que explique la financiación para la implantación de la FP Básica y se ha quejado de que aún no se conoce "ni la procedencia de los fondos ni los criterios de reparto". "Estamos ante una incertidumbre financiera, el ministro nos ha tomado el pelo en las diferentes Conferencias Sectoriales", ha lamentado.

De la misma manera, ha preguntado: "¿Cree el Gobierno de Rajoy que es posible planificar una oferta de FP Básica sin conocer ni los criterios para su financiación?", "¿han tenido en cuenta el ministro Wert y el señor Rajoy las obligaciones impuestas a las comunidades sobre estabilidad presupuestaria y tasas de reposición?", "¿cree el Gobierno que es posible implantar la FP Básica?".

Sin embargo, según ha trasladado a los medios de comunicación a la salida no ha obtenido respuestas para todas esas cuestiones y solo ha constatado la "escasa preocupación del ministro" por la FP Básica.

Así, ha dicho en que la nueva ley educativa es "un camino de espinas" para padres, alumnos y profesores y ha denunciado que el Gobierno "solo trata de ponerla en marcha sin consenso, sin buscan puntos de encuentro, con un criterio centralita y alejado de la capacidad de decisión de las comunidades autónomas".

"Nunca pensé que en la ley de educación del siglo XXI nos encontraríamos en esta situación de improvisación continua, en la que solo acierta cuando va rectificando", ha concluido.