El Ayuntamiento de Alcalá interviene sobre dos mujeres con posible síndrome de Diógenes

Intervención en una de las viviendas
ALCALÁ
Publicado 17/09/2018 20:16:30CET

Una de ellas convivía con diez perros que presentaban un "visible estado de deterioro"

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha realizado en los últimos días dos actuaciones de mediación e intervención relacionados con personas con posibles casos de Síndrome de Diógenes, según informa el Consistorio alcalareño.

El primero de los casos ocurría el jueves en el entorno de la zona conocida como Malasmañanas, donde los agentes pudieron entrar a una vivienda como consecuencia de un incendio que atendieron los bomberos de la localidad en una cocina que afectaba por intoxicación a la propietaria de la vivienda. El estado de la vivienda era tal que suponía, además de un grave riesgo por incendio, un importante foco de infección y riesgo para la salud pública. Al fuerte olor y la gran cantidad de cucarachas y pulgas que sufrían los vecinos, se le unían las molestias de los más de diez perros que había en la vivienda.

Ante esta situación, se inició un protocolo coordinado con la Delegación de Servicios Sociales, que permitió que en menos de 24 otras se procediera a la limpieza y desinfección de la vivienda, así como de las propiedades colindantes.

Los animales, en visible estado de deterioro, se retiraron para su desparasitación, cuidado y entrega para adopción. En total, de la vivienda se han retirado más de tres cubas de basuras que tenía acumulada y que eran un foco de infección tanto para los moradores como para los vecinos, con el consiguiente riesgo de incendio.

Por otro lado, al día siguiente los agentes de Policía Local mediaron para iniciar una actuación por parecidos problemas de convivencia vecinal en el Distrito Este ante la acumulación de basuras en otra vivienda. Los vecinos se quejaban de que venían sufriendo malos olores y plagas de insectos ocasionados por una vecina, con las que los agentes finalmente pudieron razonar para que permitiera la intervención de los Servicios Sociales activándose el protocolo para este tipo de casos por vía de urgencia.

La labor de mediación fue importante al ser una situación delicada porque la propietaria de la vivienda convivía con menores de edad que podían sufrir un grave riesgo por la insalubridad de la vivienda, y la afectada no había permitido en ningún momento la ayuda que se le había ofrecido. En estos días la limpieza se ha estado desarrollando así como el protocolo necesario de ayuda para los afectados.