El Ayuntamiento calcula el seguimiento de la huelga en menos "del diez por ciento" y señala su "fracaso"

Publicado 05/11/2018 15:04:44CET

Defiende que ha "garantizado el derecho a huelga" tras las acusaciones de contratar vigilantes para abrir los centros cívicos

SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Frente a la huelga convocada para este lunes por CCOO, CSIF, UGT y el Sindicato de Empleados Municipales (SEM) en los servicios del Ayuntamiento de Sevilla, el Gobierno local socialista ha defendido que el seguimiento del paro técnico se reduce a menos del "diez por ciento" de los trabajadores convocados y ha asegurado que los servicios municipales funcionan "con normalidad".

A través de un comunicado, y después de que los sindicatos hayan calculado un seguimiento medio del 85 por ciento de esta convocatoria de huelga, el Gobierno local del socialista Juan Espadas ha asegurado que el área de Recursos Humanos calcula que menos del diez por ciento de la plantilla llamada a no trabajar ha secundado el paro técnico.

A tal efecto, asegura que "todos los servicios municipales, los organismos autónomos y las empresas municipales han prestado servicio con normalidad", toda vez que los sindicatos precisaban durante su manifestación que la convocatoria de huelga no abarcaba a organismos autónomos como el IMD o la Gerencia de Urbanismo ni a las empresas municipales como Tussam, y el Consistorio agrega que las plantillas de tales entidades han optado voluntariamente por no participar de la huelga, extremo este último que niegan los convocantes insistiendo en que la convocatoria se circunscribía al Consistorio en solitario.

Señalando que el seguimiento del paro técnico se ha reducido a menos del diez por ciento de los empleados llamados a huelga, el Gobierno local del PSOE señala que tal extremo constata la "desproporción de la medida" planteada por los sindicatos, así como el "fracaso de su convocatoria".

LOS SERVICIOS SOCIALES

Así, indica el Ayuntamiento que en los servicios sociales, cuya plantilla protagonizó ya una jornada de huelga el pasado 18 de octubre en demanda de su consolidación, y las áreas de Hacienda, Recursos Humanos, Empleo o la Agencia Tributaria, el seguimiento de la convocatoria oscilaría entre el cero y el cinco por ciento.

Igualmente, asegura el Consistorio que la adhesión ha sido "mínima o casi nula" en el mantenimiento de edificios municipales, que ya protagonizó recientemente varias jornadas de paros parciales y cuyos empleados sólo habrían secundado esta nueva convocatoria en un cinco por ciento, situación que se repetiría entre los porteros de colegios públicos.

En paralelo, "los distritos y los centros cívicos han abierto sus puertas permitiendo el desarrollo de los talleres pese a intentos de sabotaje por parte de determinadas personas que han llegado a sellar algunas puertas o, incluso, a sustraer las llaves de un equipamiento público", mientras "en el cementerio sólo 15 personas han secundado oficialmente la jornada de huelga".

Tras las acusaciones respecto a la supuesta contratación de vigilancia privada para abrir los centros cívicos esta jornada de huelga, el Ayuntamiento defiende de su lado que ha "garantizado en todo momento el ejercicio del derecho de huelga", insistiendo en su "compromiso con el empleo público, la recuperación de derechos laborales como las 35 horas semanales, el 100 por ciento de las retribuciones en casos de bajas por incapacidad temporal, la ampliación del permiso de paternidad o el incremento de las retribuciones hasta en un 1,75% a todo el personal, así como la contratación del máximo de personal posible dentro de las limitaciones legales".

LAS VACANTES

Al respecto, y después de que el presupuesto municipal de 2018 reconociese 802 plazas vacantes en la plantilla municipal, cien de ellas declaradas como "no disponibles", y los sindicatos elevasen a unas mil las vacantes actuales, el PSOE alega que "casi el 70 por ciento de las plazas vacantes están afectadas" por la tasa máxima de reposición de efectivos que estipula la legislación estatal y el resto "se encuentra en tramitación para la contratación dentro de los límites existentes en gasto de personal, de acuerdo con los criterios establecidos por el Ministerio de Hacienda e interpretados por la Intervención General".

Igualmente, reitera el Ayuntamiento que mantendrá "todos los esfuerzos para la recuperación de una relación de confianza" con las cuatro secciones sindicales que promueven esta convocatoria de huelga, a las que acusa de "romper la negociación" y rechazar las propuestas de acuerdo del Consistorio hispalense.