Actualizado 27/06/2010 12:59:30 +00:00 CET

Ayuntamiento destaca que la ciudad "ha pasado el examen con nota" en la organización de eventos multitudinarios

El cantante de AC/DC Brian Johnson
Reuters

El concierto de AC/DC congrega a unas 66.000 personas, mientras que la marcha del Orgullo reúne a más de 50.000 asistentes

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La delegada municipal de Presidencia y Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, destacó, que tras la celebración ayer del concierto de AC/DC y la segunda Marcha del Orgullo del Sur, Sevilla "ha pasado el examen con nota" en la organización "simultánea" de varios eventos multitudinarios.

En declaraciones a Europa Press, Montaño precisó que para el Consistorio los eventos celebrados ayer "suponían un desafío al haber varios multitudinarios en la ciudad", tras lo que destacó que Sevilla "ha demostrado en los últimos años su capacidad para organizar eventos de gran formato" y precisó que ayer "la particularidad radicaba en que se habían concentrado varios de ellos, dos eventos masivos de distinto corte que han supuesto una prueba importante para los servicios de seguridad de la ciudad".

De esta forma, Montaño precisó que el concierto de AC/DC congregó a unas 66.000 personas, mientras que la marcha del Orgullo congregó a más de 50.000 personas de forma peatonal más las subidas a las 24 carrozas y constituye "la marcha del orgullo gay más importante de España tras la de Madrid". Agregó que "a estos eventos se suman el concierto de Joan Manuel Serrat en el teatro de la Maestranza, que completó el aforo, con 1.700 personas".

"La ciudad se ponía a prueba como ciudad capaz de organizar varios eventos multitudinarios y hoy podemos hacer un balance extraordinariamente positivo, pues Sevilla ha pasado el examen y lo ha aprobado con nota", destacó Montaño, quien recordó que en el caso del concierto de AC/DC, según la organización del concierto, el 70 por ciento de las entradas vendidas fue a personas de fuera de Sevilla, "llegando incluso desde norte de España, sur de Portugal o sur de Italia". En el caso de la marcha del orgullo "la mayoría eran de la ciudad y la provincia, pero había mucha gente de fuera de Andalucía".

Para Montaño, Sevilla fue ayer "la ciudad cultural de España con estos eventos y se ha convertido en un espacio atractivo, en un foco ciudadano que atrae a un número importante de personas".

Destacó que se ha registrado "un esfuerzo importante de coordinación por parte del Ayuntamiento y de Protección Civil, Guardia Civil, Policía Nacional, Cruz Roja y todos los servicios municipales como bomberos, Tussam, Lipasam o Emasesa". Además, el estadio Olímpico estableció un dispositivo de seguridad privada de 300 personas y unas 200 de producción y apoyo. En ese sentido, Montaño agradeció el esfuerzo a todos los cuerpos "que han puesto de su parte en múltiples reuniones, intercambiando información y poniéndose siempre a disposición de los coordinadores, dando lugar a una magnífica coordinación".

El Cecop además agregó que la ocupación hotelera en la ciudad "permite colgar el cartel de 'completo', incluso en el área metropolitana".

INCIDENCIAS

En cuanto a las incidencias, Montaño apuntó que fueron "mínimas", de forma que en el concierto de AC/DC hubo 411, entre ellas, algunos casos de embriaguez y una detención por alcoholemia, donde un conductor dio positivo y se dio a la fuga pero fue interceptado por el siguiente control, instruyéndose diligencias.

El Cecop precisó que Tussam montó 16 lanzaderas, que han funcionado "con normalidad", mientras que Lipasam estableció distintas brigadas actuando en la zona y Emasesa un dispositivo con entrega de agua. De esta forma, la Policía Local efectuó 155 actuaciones; Cruz Roja, 135; Epes 061, 47; Policía Nacional, 40; Protección Civil Municipal, nueve; y Guardia Civil, 25, una de ellas la citada de alcoholemia positiva. Todas ellas sumando las 411 actuaciones referidas "todas de índole menor y ninguna de especial trascendencia".

Asimismo, el Cecop precisó que la evacuación del estadio se efectuó en 30 minutos, de manera que "cuando comenzaban a salir los primeros asistentes al concierto, el grupo musical estaba en el aeropuerto".

En el caso de la Marcha del Orgullo, Montaño reiteró que las incidencias "fueron absolutamente mínimas", registrándose seis casos "y todas incidencias sanitarias por lipotimias o desmayos".

En ese caso, sobre algún incidente con algún fotógrafo de prensa, Montaño restó importancia al incidente, lo achacó al "nerviosismo del momento durante la formación del cordón", aunque quiso pedir disculpas públicas al fotógrafo afectado, al que ayer ya pidió perdón personalmente y por el que se interesó, aunque indicó que este suceso "en nada debe afectar a una marcha que se desarrolló sin problemas y duró hasta las 2,00 horas, cuando acabó el concierto en los terrenos de la feria".