Publicado 19/06/2021 12:13CET

Ayuntamiento de Sevilla adquiere otras dos viviendas con derecho de tanteo para alquiler social por 226.000 euros

Firma de la adquisición de viviendas para Emvisesa
Firma de la adquisición de viviendas para Emvisesa - AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

SEVILLA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda, Emvisesa, ha adquirido dos nuevas viviendas en Polígono Aeropuerto, en Sevilla Este, tras haber ejercido el derecho de tanteo sobre las operaciones de compraventa.

Tal como indica el Ayuntamiento en un comunicado, continúa así la ampliación del parque público de viviendas destinadas al alquiler a través de las distintas líneas de actuación previstas en el Plan Municipal de Vivienda y Suelo.

La primera vivienda protegida adquirida tiene 78,33 metros cuadrados construidos (68,29 metros cuadrados útiles), cuenta con plaza de aparcamiento y el importe de la operación ha ascendido a 126.000 euros. La segunda dispone de 65,90 metros cuadrados construidos (55 útiles), además de plaza de aparcamiento, con 100.000 euros de coste de la operación.

El director gerente de Emvisesa, Felipe Castro, se ha encargado de firmar ante notario estas últimas dos escrituras que elevan a 24 las viviendas captadas e integradas en el parque público de viviendas municipales por este procedimiento en el periodo 2019-20. Emvisesa utiliza la fórmula del derecho de tanteo y retracto de viviendas protegidas desde noviembre de 2018, cuando se recuperó después de diez años esta línea de actuación. A estas 24 adquisiciones se han destinado unos 1,8 millones de euros, a una media de 75.000 euros por cada uno de los pisos.

"En este año 2021 Emvisesa ha adquirido una de cada tres viviendas sobre las que tenemos una opción de ejercer el derecho de tanteo y retracto. Son viviendas que fueron construidas en su día con algún régimen de protección pública y que ahora vuelven al parque social público para ser puestas a disposición de la ciudadanía, continuando así con su función social. Muchas de ellas están sirviendo al programa de permutas con realojo simultáneo y terminan convirtiéndose en hogar de familias confinadas en pisos cárcel, debido a problemas graves de salud y movilidad, y otras se destinan a diversas líneas de la actuación social de esta empresa municipal en coordinación con el Área de Servicios Sociales", sostiene el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores.

Indica que cada vez que en la ciudad de Sevilla un particular o promotor decide vender una VPO debe comunicarlo a la empresa de la vivienda para que ésta pueda poner en marcha los trámites administrativos necesarios, ejercer su derecho de tanteo y adquirir la vivienda. Es decir, sobre la oferta inicial de venta que el propietario de una vivienda protegida hace a un comprador, Emvisesa puede proponer la compra y adquirir la vivienda por dicho precio para así incorporarla al parque público de viviendas protegidas en alquiler.

El pasado año se solicitó a la Junta de Andalucía la firma de un acuerdo para que Emvisesa pueda ejercer los derechos de tanteo y de retracto legal sobre cualquier vivienda protegida en el término municipal de Sevilla.

Se trata de una posibilidad expresamente prevista en la normativa vigente en materia de vivienda protegida, que establece que, previa solicitud del ayuntamiento del municipio donde estén las viviendas a la Delegación Provincial correspondiente y una vez suscrito el acuerdo entre ambas administraciones, se podrá ceder el ejercicio de estos derechos a favor del Ayuntamiento o la entidad pública que designe la Administración de la Junta de Andalucía.

La firma de este convenio permitiría a Emvisesa ejercer este derecho en Sevilla sobre cualquier vivienda protegida, sin importar quién la promovió, cuándo lo hizo ni a qué plan pertenece, garantizando la función social para la que fueron previstas.

Además del programa Sevilla Llena, Emvisesa tiene en marcha otros programas que en conjunto han permitido la compra o alquiler de más de 330 viviendas que han incrementado el parque público de alquiler. Son programas como el de permuta de suelos por viviendas terminadas, que ha permitido la adquisición de 63 viviendas; los convenios con entidades financieras, que facilitado ocho viviendas en alquiler; el ejercicio del derecho de tanteo y retracto, con el que se han comprado otras 24; en trece casos ha habido permutas con realojo simultaneo; 110 viviendas propias se han traspasado de venta a un régimen de alquiler, y otras 50 se han recuperado por incumplimiento de la obligación de habitarlos, por mencionar las actuaciones más destacadas, según ha enumerado Felipe Castro.