Cabrera se reúne con los taxistas y asegura que el Ayuntamiento será "contundente" con los VTC

Turismo VTC
ARCHIVO
Publicado 24/10/2018 13:43:22CET

Promete un "mayor control" para que los conductores de VTC no invadan los carriles bus o circulen por zonas del centro de acceso restringido

SEVILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ante las movilizaciones promovidas por la Unión Sevillana del Taxi, Solidaridad Hispalense del Taxi y Élite Taxi Sevilla en demanda de más inspecciones y controles sobre los conductores de vehículos de transporte concertado (VTC) que trabajan para las empresas de alquiler de coches con conductor como Uber o Cabify, el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento hispalense, Juan Carlos Cabrera, ha celebrado una reunión con tales entidades, defendiendo la "apuesta del Consistorio por un mayor control" sobre los VTC. "Vamos a ser contundentes con el cumplimiento de las normativas", ha aseverado.

En declaraciones a los medios de comunicación, Juan Carlos Cabrera ha expuesto que en el marco del conflicto que enfrenta a los taxistas con los conductores de VTC, "el Ayuntamiento siempre ha amparado la competencia leal" entre ambos sectores, toda vez que dicho enfrentamiento vive ahora el reciente desembarco de Uber en Sevilla.

Al respecto, y después de que la Unión Sevillana del Taxi, Solidaridad Hispalense del Taxi y Élite Taxi hayan convocado una jornada de paro para el viernes y una caravana de coches para el próximo lunes, en demanda de más control e inspecciones de los VTC, Cabrera ha informado de que ha celebrado una reunión con representantes de las tres citadas asociaciones, que acusan a los VTC de incurrir repetidamente en "incumplimientos". Y es que la regulación de los vehículos de transporte concertado les prohíbe circular a la búsqueda aleatoria de clientes o captar viajeros en espacios de concentración de personas, y tampoco les está permitido utilizar los carriles bus.

En ese sentido, Cabrera ha defendido que "la apuesta del Ayuntamiento va a ser un mayor control ante estos incumplimientos de los VTC", al objeto de impedir que estos conductores circulen por los carriles Bus-Taxi, accedan a zonas "restringidas" del casco histórico o del perímetro delimitado como Zona de Gran Afluencia Turística donde no se permitiría su circulación o efectúen en las intersecciones determinados "giros a la izquierda" sólo autorizados a los taxis.

Porque como ha recordado el concejal socialista, los VTC son "vehículos privados" y como tal están sujetos "a las mismas limitaciones" que el resto de vehículos particulares. "Vamos a ser contundentes en la aplicación de las normativas", ha aseverado, insistiendo en que los conductores de VTC incurren en "incumplimientos" de las prohibiciones que pesan sobre ellos respecto a los carriles bus o el acceso a determinadas áreas del casco histórico o del entorno abarcado por la delimitación de la Zona de Gran Afluencia Turística.

EL CONFLICTO DEL TAXI

Y es que el sector local del taxi acusa a los conductores de VTC de invadir su ámbito de actuación e incurrir repetidamente en situaciones de "intrusismo", mientras estos últimos advierten de situaciones de coacción, amenazas y ataques por parte de taxistas.

En el marco de este conflicto, la Policía Nacional tiene como investigados a más de 32 taxistas por supuestos casos de acoso, violencia y amenazas a conductores de VTC e incluso a otros taxistas, toda vez que fruto de estas pesquisas policiales, el Juzgado de Instrucción número ocho de Sevilla ha incoado una causa en la que figuran como investigados los principales dirigentes de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, con relación al devenir de la parada de taxis del aeropuerto, regida por una tarifa única.

Las asociaciones del taxi, de su lado, se desligan de los altercados investigados en insisten en acusar a los conductores de VTC de incurrir constantemente en situaciones de "intrusismo" o competencia desleal.

LA QUEMA DE LOS VTC

La situación, recordémoslo, tocó techo la madrugada del martes de la edición 2017 de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.

A cuenta de tal extremo fue finalmente detenido un taxista natural de dicho municipio y socio tanto de la Unión Sevillana del Taxi, como de Solidaridad Hispalense del Taxi.