Actualizado 11/04/2013 20:12 CET

La calidad del hospital Virgen de la Victoria, por encima de la media, excepto la accesibilidad a la asistencia

SEVILLA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La calidad de la asistencia prestada en el hospital universitario Virgen de la Victoria de Málaga, se encuentra en unos niveles "intermedios-altos" y, en algunos casos, "por encima de la media de los hospitales andaluces de su nivel", a excepción del indicador de accesibilidad a la asistencia sanitaria, que "se encuentra por debajo de la media", según indica el informe de 'Fiscalización operativa del hospital universitario Virgen de la Victoria de Málaga', correspondiente al ejercicio 2010.

Según dicho informe, consultado por Europa Press, entre las conclusiones de la fiscalización, durante 2010, la plantilla media efectiva fue de 3.388 trabajadores, un 0,1 por ciento de variación con respecto al año 2009. Comparado con la plantilla media de los hospitales, este hospital se mantiene en un nivel "intermedio", excepto el correspondiente al personal sanitario no facultativo, que presenta el indicador más elevado.

En ese mismo año, ese hospital tiene 22 trabajadores (dos directivos, cuatro facultativos, un técnico de documentación sanitaria, siete técnicos de función administrativa, un administrativo, tres auxiliares administrativos, dos ATS/DUE, un auxiliar de enfermería y una limpiadora) que se encuentran adscritos funcionalmente, es decir, prestan sus servicios fuera del hospital aunque reciben sus retribuciones de su centro de origen, "lo que ha supuesto un gasto para el hospital que asciende a 608.582,36 euros, esto es, 27.662,83 euros de gasto medio por trabajador, suponiendo una disminución del 21,28 por ciento respecto a 2009".

La Cámara de Cuentas recomienda que "a fin de evitar un gasto adicional que repercute, en alguna medida, en la gestión de los recursos, debería seguirse el procedimiento habitual para estos casos, según la normativa aplicable sobre situaciones administrativas del personal estatutario y laboral".

INCUMPLIMIENTOS DE OBJETIVOS

El informe apunta que "aunque este hospital supera en el porcentaje global de los objetivos estratégicos definidos desde la Consejería de Salud y el SAS a la media de los hospitales del nivel 2 de especialidades", se reflejan "incumplimientos" en determinados objetivos por áreas que "resultan relevantes y concluyentes sobre la gestión económica y asistencial llevada a cabo por el mismo".

De esta forma, destaca el "incumplimiento" del objetivo que limita los gastos de personal y los de bienes corrientes y servicios a las cantidades presupuestadas; mientras que en relación con el área de actividad asistencial, centrada en disminuir el índice de utilización de estancias y las estancias evitables, "el cumplimiento medio de los hospitales de especialidades es del 92,86 por ciento, sin embargo en este hospital en concreto es del 50 por ciento, ya que no se alcanza el objetivo de las estancias evitables".

Asimismo, respecto al indicador de calidad relacionado con la accesibilidad, el hospital presenta un porcentaje "por debajo de la media del grupo e incumple el objetivo relacionado con los pacientes en situación de transitoriamente no programable que, aunque ha disminuido respecto a 2009, de un 33,6 por ciento pasa a un 30,2 por ciento, queda aún muy lejos del objetivo establecido, un nueve por ciento".

ACTIVIDAD ASISTENCIAL

En materia de actividad asistencial, el hospital Virgen de la Victoria de Málaga, con una población de cobertura mayor que el resto de hospitales de su grupo, "presenta una baja frecuentación en todas las actividades asistenciales analizadas, esto es, hospitalización, consultas, urgencias y quirúrgica".

Agrega que "si relacionamos la plantilla de facultativos disponible con el índice de frecuentación, la conclusión es que no se ha llevado a cabo una gestión eficiente".

Con respecto al resto de hospitales de especialidades, este hospital refleja una estancia media y unos índices de utilización de estancias elevados, y se registra un bajo ahorro en recursos".

No obstante, el informe indica que "si el consumo de los recursos disponibles y los resultados de actividad los relacionamos con los puntos de consumo, los resultados resultan más favorables al hospital malagueño", de forma que ello denota que el hospital "realiza procedimientos con un mayor peso y, consecuentemente, asociado a un menor consumo de recursos".

Por otro lado, "la estancia media resulta 9,22 días (0,2 días menos que en 2009) y, consecuentemente, los índices de utilización de estancias se presentan por encima de la unidad", unos resultados que "afectan de forma negativa a otros indicadores relacionados con la eficiencia en la gestión del recurso cama y reflejan un consumo real de estancias superior al esperado para la casuística, con respecto, tanto a los hospitales de su nivel, como al conjunto de hospitales".

Con respecto al resto de hospitales de especialidades, los indicadores del hospital sobre actividad de consulta de especialistas "fluctúan en un nivel superior al resto, excepto el indicador de frecuentación de consultas programadas, que se sitúa entre los más reducidos del grupo".

Asimismo, en 2010, la presión que las urgencias ejercen en la actividad del hospital presenta un 67 por ciento, frente al 73 por ciento del año 2009. En relación con los otros hospitales de especialidades, "los indicadores, exceptuando el de frecuentación, son favorables al hospital malagueño, ya que presenta el mayor número de urgencias atendidas y el porcentaje de urgencias ingresadas se sitúa en un nivel intermedio".

En materia de actividad quirúrgica, según los indicadores obtenidos, en el hospital, "el paciente ingresa 1,26 días antes de la intervención quirúrgica, mientras que la media del grupo la estancia preoperatoria es de 1,12 días", lo que indica que el Virgen de la Victoria "ha de conseguir una disminución potencial de las estancias preoperatorias en el hospital, ya que contribuiría a una reducción de ciertos indicadores".

DEMORA SUPERIOR

En el ámbito de la accesibilidad a los servicios sanitarios, las conclusiones se centran en los tiempos medios de respuesta quirúrgica. Así, el cumplimiento medio de los hospitales de especialidades, en los plazos regulados mediante decreto de garantía, asciende al 83,9 por ciento, y el Virgen de la Victoria es del 81,8 por ciento.

Asimismo, presenta un tiempo medio de demora quirúrgica de los pacientes pendientes, a diciembre de 2010, de 65 días, para los procedimientos incluidos el Decreto 209/2001 y de 53 días, para los de la Orden de 2006.

La demora media de las salidas de pacientes para el total de los hospitales de especialidades "es de 97 días para los procedimientos recogidos, mientras que el hospital refleja una demora superior, 118 días".

En cuanto al área económica, "la eficiencia sobre los gastos de personal y consumos de farmacia y material fungible sanitario, medida en la relación coste/complejidad, resulta favorable al hospital malagueño".

Ha recordado que todos estos gastos "se incluyen en el capítulo II del Presupuesto, y que este presenta una deuda del año 2010 de 64.990.839 euros, aunque hay que añadir que existen factores derivados de la gestión que podrían rebajar ese déficit, como la posibilidad de invertir la facturación a terceros y el pago de las retribuciones correspondientes a la figura de personal cedido".

Por último, en cuando a la calidad de la asistencia prestada, reflejada en indicadores como la prevalencia de infecciones nosocomiales, los porcentajes de reingresos y de ingresos tras una intervención, las encuestas de satisfacción y las reclamaciones, "se encuentran en unos niveles intermedios-altos y, en algunos casos, por encima de la media de los hospitales andaluces de su nivel, aunque se exceptúa el indicador de accesibilidad a la asistencia sanitaria, que se encuentra por debajo de la media".