Publicado 29/09/2020 22:23CET

Casariche (Sevilla) ve una "falta de respeto" la actuación de la Junta y destaca que la curva empieza a bajar

Fachada del Ayuntamiento de Casariche (Sevilla)
Fachada del Ayuntamiento de Casariche (Sevilla) - AYUNTAMIENTO DE CASARICHE

CASARICHE (SEVILLA), 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Casariche (Sevilla), Basilio Carrión (PSOE), ha considerado una "falta de respeto" que la Junta no se haya puesto en contacto con el Ayuntamiento para adoptar las medidas aprobadas este martes de cara a evitar la propagación de la pandemia de covid-19, que en el caso de este municipio pasan por la restricción de entrada y salida de personas. Asimismo, ha destacado que la situación empieza a estar más controlada gracias a la responsabilidad ciudadana, pues los vecinos siguen las recomendaciones realizadas por el Consistorio desde hace dos semanas.

En declaraciones difundidas por el Ayuntamiento y recogidas por Europa Press, el alcalde ha subrayado que ha tenido conocimiento de las medidas en el mismo momento en que se ha realizado la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, algo que ha considerado una "falta de respeto a todos los vecinos de Casariche".

"No quiero hacer una cuestión política de esto, pero me veo en la obligación de comunicarlo", ha dicho, añadiendo que los contactos con la Junta han sido "una hora después de tal anuncio" y que las medidas no han sido concretadas en su totalidad, ya que "se está terminando de elaborar en estos momentos la orden".

El regidor ha esperado que se produzca una reunión porque "esto no se puede hacer de la noche a la mañana". Recuerda que la restricción de movilidad es algo que el Ayuntamiento ya había solicitado hace al menos dos semanas, por lo que considera que la medida de la Junta "llega tarde", a la par que considera que están surtiendo efecto las recomendaciones realizadas días atrás por el Ayuntamiento y la colaboración de los vecinos en su cumplimiento.

"Bienvenida sea la restricción marcada ahora por la Junta de Andalucía si con eso baja la curva de contagios, aunque se tenía que haber producido mucho antes, cuando había una taza de entre 500 y 600 infectados por cada 100.000 habitantes, y no cuando se superan los 4.500", advierte.

Asimismo, Carrión ha criticado el modo en el que la Junta ha comunicado las medidas al entender que "son lo suficientemente importantes como para haberlas comunicado al Ayuntamiento previamente o haber abordado cómo se iban a ejecutar".

El primer edil también le ha trasladado a la Junta de Andalucía en la comunicación telefónica que han mantenido su petición de que sean suspendidas las clases en los centros educativos, algo que asegura que ha sido rechazado por la administración regional.

Carrión ha terminado trasladando "fuerza" a la población y ha subrayado que "poco a poco la situación va mejorando, especialmente por la labor realizada estas últimas semanas por la ciudadanía en el cumplimiento de las recomendaciones realizada por el Ayuntamiento, y no por las medidas que a partir de ahora pondrá en marcha la Junta, aunque bienvenidas sean".

Contador

Para leer más