22 de febrero de 2020
 

El casco histórico estrena más de 60 contenedores soterrados tras una inversión de 1,5 millones de euros

Publicado 21/01/2015 19:13:07CET

SEVILLA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El distrito Casco Antiguo estrenará en breve más de 60 nuevos contenedores de residuos soterrados distribuidos en más de 20 puntos diferentes del casco histórico, como las calles Laraña e Imagen, las plazas de San Pedro, de Ponce de León o de Jerónimo de Córdoba, en la Puerta Osario o en la plaza de San Francisco, gracias a una inversión de 1,5 millones de euros promovida por el Ayuntamiento de Sevilla.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el edil de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez; y concejal la delegada del distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, han inspeccionado este miércoles desde la plaza Jerónimo de Córdoba los nuevos contenedores soterrados instalados para la recogida automática de residuos a manos de la empresa municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam).

Se trata de 65 contenedores soterrados, 33 de ellos destinados a la recogida selectiva, en 22 puntos del centro de la ciudad. Concretamente, han sido instalados en la Plaza de la Contratación, Martín Villa, Laraña, Imagen, Plaza de San Pedro, Plaza Cristo de Burgos, Juan de Mesa, Plaza Ponce de León, Plaza Jerónimo de Córdoba, Puerta de Osario, Plaza de Pilatos, San José, Jesús de las Tres Caídas y Plaza de San Francisco. Ahora mismo, queda pendiente la instalación de un punto con tres contenedores sin finalizar por incidencias arqueológicas, y otros tres puntos aparte de este proyecto, en ejecución por la Gerencia de Urbanismo en la calle Almirante Lobo con ocho contenedores.

MODIFICACIONES EN LA FLOTA DE LIPASAM

En paralelo a la instalación de estos nuevos contenedores soterrados, según el alcalde, dos camiones de Lipasam han sido modificados para adaptarse al sistema de recogida automática. Así, sólo es necesario un operario en la cabina (de cada camión), que además no tiene que abandonar la misma en ningún momento, ya que el sistema "está totalmente automatizado". A diferencia de los habituales contenedores de carga lateral, estos se pueden recoger a ambos lados del camión, agilizando la operatividad del sistema.

En el marco de las cautelas patrimoniales que pesan sobre cualquier intervención en el casco histórico de Sevilla, ha habido hallazgos que no han impedido el seguimiento de las excavaciones, pero concretamente en la Plaza de Pilatos se ha tenido que modificar ligeramente la ubicación prevista para los contenedores, dado que en dicho punto, y según informaron los arqueólogos, "se ha hallado una antigua infraestructura de gran importancia para Sevilla: la red de abastecimiento que unía los Caños de Carmona con la cisterna de acumulación de agua situada en la Plaza de la Pescadería". Además, el punto de Martín Villa se ha tenido que desplazar unos centímetros debido al hallazgo de una muralla romana del siglo I.

Salvo los tres contenedores del punto afectado por la localización de vestigios arqueológicos, el resto de puntos entrará en servicio a lo largo de los próximos días, porque esta semana, según el alcalde, "se realizarán las pruebas necesarias y oportunas" para que los contenedores estén totalmente operativos.

"Con esta operación mejoramos el servicio que actualmente Lipasam da en el centro de la ciudad, potenciando el reciclaje, ya que por una parte la capacidad de un contenedor soterrado (5.000 litros) casi septuplica la capacidad de los contenedores normales (770 litros.), y por otra se están instalando un número importante de contenedores para las distintas fracciones reciclables (vidrio, envases y papel y cartón)", dice el alcalde, según el cual "me comprometí a ofrecer los mejores servicios de limpieza y en ello venimos y seguiremos trabajando".