CCOO augura "incidencias y problemas" si se amplía el acceso de animales a Tussam y muestra su "total rechazo"

Publicado 27/11/2018 14:56:18CET
Europa Press - Archivo

Avisa de las consecuencias de las defecaciones de las mascotas en los autobuses y del impacto en viajeros que sufran alguna alergia

SEVILLA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sección de CCOO en la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, ha mostrado su "rechazo" frontal al aspecto de la nueva ordenanza municipal de Protección, Bienestar y Tenencia Responsable de Animales destinado a permitir abiertamente el acceso de personas con sus animales de compañía en los autobuses urbanos y el tranvía, alertando de que tal extremo derivaría en "incidencias y problemas" entre tales usuarios y los conductores y entre los propios viajeros.

A través de un escrito elevado a la dirección de Tussam el pasado 23 de noviembre y recogido por Europa Press, la sección de CCOO en dicha empresa municipal expone que el borrador de la nueva ordenanza municipal de Protección, Bienestar y Tenencia Responsable de Animales que promueve el Gobierno local socialista contempla que los portadores de animales de compañía puedan acceder a los autobuses urbanos y al tranvía con sus mascotas "en los espacios especialmente destinados" para ello y "de acuerdo con las normas y procedimientos".

Actualmente, cabe recordarlo, sólo está permitido el acceso a los autobuses de Tussam con animales en el caso de "invidentes con perros guía" acreditados para dicha función y mascotas "de pequeño tamaño que se transporten dentro de un receptáculo cerrado", según figura en la propia página web de la empresa municipal de transporte.

Al respecto, CCOO avisa de que el Reglamento General de Vehículos, el Reglamento estatal de Circulación y la Ley andaluza de Protección de los Animales "definen claramente que el autobús no permite el transporte de animales salvo en unas determinadas condiciones que no se dan en el caso que nos ocupa, pues los autobuses (de Tussam) no disponen de lugar alguno para este fin", extremo que a juicio del sindicato "prohíbe su transporte junto a las personas".

"INCIDENCIAS Y PROBLEMAS"

"Ni esta ordenanza ni ninguna norma interna puede ir contra la jerarquía normativa ni el principio de legalidad", advierte CCOO, agregando en paralelo que la abierta admisión de animales en los autobuses de Tussam se traduciría en "incidencias y problemas entre los portadores de animales y el personal de conducción y entre los propios usuarios".

"¿Qué pasará cuando un perro efectúe sus necesidades orgánicas en el autobús?", pregunta retóricamente el sindicato opinando que "como es lógico habrá que retirar el vehículo para su limpieza", con el consiguiente impacto en el servicio de transporte urbano. "¿Qué ocurrirá con los usuarios o los conductores que tengan alguna patología alérgica a los animales?", plantea también CCOO.

"Cuando haya un frenazo y un usuario pise a un animal ¿Sabemos cuál va a ser la respuesta del animal?", expone igualmente la sección de CCOO en Tussam, advirtiendo finalmente de que sobre los conductores recaería la misión de "determinar y permitir el acceso al vehículo en función del peso y la raza del animal", o sea "una nueva responsabilidad" y "un nuevo motivo de discusión con los usuarios".

Por eso, CCOO muestra su "total rechazo a que se permita el acceso de mascotas" a los autobuses de Tussam, reclamando "que no se modifiquen" las normas que actualmente impiden tal extremo salvo en los casos ya descritos.

Para leer más