Publicado 02/02/2016 13:20

CCOO-A y UGT-A piden a los gobiernos "más realidades" y que prioricen el "drama" del paro

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO-A y UGT-A han pedido a los gobiernos "más realidades" y que "prioricen en sus agendas el drama del paro, que es el principal problema de las personas".

En una nota, la secretaria de Política Institucional y Empleo de CCOO-A, Nuria López, ha afirmado que la cifra del paro correspondiente al mes de enero, que indica una subida de 9.254 personas, "evidencia la realidad que están viviendo los andaluces y refleja la situación de crisis y parálisis que se vive en España y Andalucía".

"Es escandaloso que mientras eso sucede y solo en Andalucía hay cerca de un millón de desempleados, más de 600.000 sin recursos y 700.000 desempleadas de larga duración, los partidos sigan enfrascados en peleas de 'sillones' y alardeando de datos que poco tienen que celebrar, en lugar de hablar de las políticas importantes que requiere este país para salir de la crisis y que las personas puedan vivir en dignidad", ha aseverado la dirigente de CCOO-A, quien, en este punto, ha instado al consejero de Empleo a poner en marcha un plan de lucha contra el fraude y "dejar la actitud contemplativa".

En este panorama hay, además, según ha declarado López, actores que "se siguen poniendo de perfil y siguen obteniendo beneficios a costa de precarizar el empleo, como son la gran parte de las empresas". "Después de más de siete años no es de recibo que los salarios sigan bajando, que el poco empleo que se crea sea precario y con ínfimos derechos, y se haga un uso tendencioso y descarado del contrato eventual aunque la actividad sea permanente en la empresa", ha aseverado López, para la que "prueba de ello es que Andalucía supera en diez puntos la tasa de temporalidad media del país".

Frente a ello, la dirigente sindical ha instado al sector empresarial a cumplir con la función social que les corresponde y ha pedido que creen empleo. "Gobiernos y empresarios tienen que arremangarse para salir de una situación que llevan soportando los trabajadores sobre sus espaldas desde el inicio de la crisis".

VALORACIÓN DE UGT-A

Por su parte, UGT-A ha pedido "más realidades que beneficien a los desempleados y a los trabajadores".

En una nota, el sindicato ha recordado que durante el pasado mes de enero, el paro registrado en Andalucía "se situó en 972.228 trabajadores, lo que representa el 23,42 por ciento del total estatal, al tiempo que un incremento del 0,96 por ciento --9.254 desempleados-- sobre el mes pasado y una caída del 6,31 por ciento (65.488 trabajadores) con respecto a enero de 2015", de forma que "prácticamente uno de cada cuatro parados en España es andaluz".

Considera que "el elevadísimo paro juvenil continúa siendo uno de los problemas estructurales más importantes del mercado laboral andaluz", de forma que "con los datos publicados, los andaluces menores de 25 años (99.955) en situación de desempleo apenas si se reducen levemente y se sitúan en el 10,28 por ciento del total de nuestros parados".

Por sexos, las paradas andaluzas (528.985) suponen ya el 54,41 por ciento del total del colectivo de andaluces desempleados y su peso relativo se ha visto incrementado una décima con respecto al valor que obtuviera durante el mes pasado.

Tras conocer los datos, el secretario de Empleo y Formación de UGT-A, Óskar Martín, ha pedido "menos política con minúsculas y más realidades que beneficien a los desempleados y a los trabajadores", apuntando que "el año 2015 se ha cerrado con el mayor número de contratos temporales de la historia, lo que muestra la fragilidad de nuestro mercado laboral".

En este sentido, considera que "no estamos en el camino correcto para solucionar el problema que más preocupa a la sociedad, que no es otro que el desempleo".

Asimismo, ha señalado que UGT-A "no entiende cómo algunos políticos se atreven a hablar de recuperación económica, ya que si esta no va acompañada de recuperación social no servirá a las personas, no servirá a la sociedad y será una recuperación injusta".

Finalmente, Óskar Martín ha destacado que "es hora de entender que las reformas laborales son un tratamiento dañino, por lo que es necesario cambiarle el tratamiento al enfermo del paro con la derogación de estas leyes y la creación de otras que apuesten de manera decidida por un futuro de empleo de calidad, estable y con derechos".

Más información