Actualizado 14/07/2012 13:18 CET

CEA ofrece a Junta un diálogo "permanente" en la crisis, reivindica la empresa y aboga por eliminar empresas públicas

El Presidente De La CEA, Santiago Herrero
EUROPA PRESS/CEA

SEVILLA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, tiene previsto reunirse con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, para hacerle una "oferta de diálogo y colaboración permanentes" frente a la crisis, en la que reivindica el papel de las empresas como "eje y centro de las políticas que se deben llevar a cabo", tras lo que considera que "hay mucha duplicidad de tareas en empresas públicas, algunas pueden ser eliminadas e incluso algunas entran en competencia con la iniciativa privada".

En declaraciones a Europa Press, Herrero considera que "en momentos tan críticos en Andalucía", la CEA va a efectuar a la Junta "una oferta de diálogo y colaboración permanentes" para un "futuro inmediato", que tenga un carácter "sociopolítico" y donde "estén todos implicados para saber salir de donde estamos entre todos".

En ese sentido, ha indicado que tenía previsto reunirse con Griñán antes del congreso del PSOE-A, algo que no fue posible, por lo que espera poder celebrar en breve dicho encuentro, donde expresará y transmitirá su oferta de diálogo y colaboración "para resolver los problemas económicos de Andalucía, apostar por el desarrollo económico de Andalucía y por el empleo, hay que buscar una salida".

En ese punto, ha reivindicado el papel de la empresa como "eje central de la actuación económica de Andalucía", por lo cree "vital" la generación de nuevas empresas, ya que "el empleo es consecuencia directa de la generación de actividad en las empresas, que son la solución, pues los demás sistemas de creación de empleo están ya probados y fracasados y el sector público no puede generar el empleo que necesita la economía en estos momentos, no puede ni debe".

"La problemática es la que es y las actuaciones deben ser tendentes a buscar soluciones entorno al desarrollo de la actividad económica y generación de empleo", ha aseverado Herrero, quien aboga por "preservar el ámbito de la inversión productiva, que tiene que ver con la reactivación de nuestra economía".

En ese punto, considera que aunque la CEA "está de acuerdo con las políticas de ajustes, necesarias e imprescindibles por muchos motivos", cree que esos ajustes "no se deben cargar sobre la inversión y sí sobre otros gastos operativos".

Así, considera que "hay muchas empresas públicas, muchas duplicidades de actuaciones administrativas que pueden ser perfectamente reconducidas y eliminadas y algunas de esas empresas incluso ejercen competencia con la iniciativa privada, por lo que pueden ser perfectamente suprimible".

Herrero reconoce que esa reducción de empresas públicas "comportaría reducción de empleo, pues no se puede reducir empresas sin reducir el empleo, pero todo esto nada tiene que ver con los funcionarios de carrera".

En ese punto, Herrero advierte de que "si los gobernantes, en esta situación tan dramática en la que estamos, se distraen y emplean gran parte de su tiempo en otras cuestiones distintas a la responsabilidad de gobierno, acabará afectando a dicho gobierno, pero confiamos en la responsabilidad de los gobernantes y en su dedicación para solucionar los problemas".

De la misma forma se pronunció ante la situación de "no homogeneidad" que existe entre el Gobierno central y el autonómico, a los que pide que "se actúe en función del interés y del desarrollo económico de Andalucía y no del interés de los partidos".

Asimismo, preguntado por la marcha del bipartito en el Gobierno andaluz, Herrero ha expresado sus "buenas sensaciones" hacia los consejeros de IU, con algunos de los cuales ya se ha reunido, y que, a su juicio, "han demostrado responsabilidad y seguridad jurídica en sus actuaciones, como el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, y la aprobación de campos de golf de interés turístico".

CUMPLIMIENTO DE LA LEY Y SEGURIDAD JURÍDICA

En ese punto, Herrero ha indicado que en las medidas que adopten los gobiernos en la actualidad ante la crisis y ante las exigencias de los mercados "deben imperar dos criterios, esto es, el cumplimiento de la ley y la seguridad jurídica", de forma que "por muchas necesidades que tengamos, las leyes deben ser cumplidas y la seguridad jurídica debe imperar, especialmente con vistas a proyectos e inversiones realizados con anterioridad a la crisis".

"Los ajustes se pueden realizar sobre muchas cuestiones, pero no se debe alterar ninguno de esos dos límites", ha agregado Herrero, quien reconoce que la seguridad jurídica "es un caballo de batalla permanente", toda vez que "es muy complicado llevar a cabo un proceso de inversión con arreglo a unas características y condiciones y al poco tiempo se cambien esas características y condiciones".

En ese sentido, reconoce que "los gobiernos tienen derecho a cambiar de condiciones, pero de cara al futuro, y no revisando el pasado".