El CGPJ traslada al TSJA la documentación para que se pronuncie sobre una falta leve para la jueza Alaya

La jueza Mercedes Alaya, en un acto en 2016 en la Facultad de Derecho de Sevilla
Archivo/EduardoBriones/EuropaPress
Actualizado 10/01/2019 12:51:44 CET

SEVILLA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Promotor de Acción Disciplinar del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha remitido la documentación pertinente al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para que se pronuncie sobre una sanción contra la magistrada de la Audiencia Provincial de Sevilla Mercedes Alaya en forma de falta leve, en este caso, por las diligencias abiertas contra Alaya con motivo de las quejas presentadas por los jueces de Instrucción de Sevilla.

Fuentes del CGPJ han explicado a Europa Press que la queja de los jueces sevillanos vino precedida por unas declaraciones por parte de Alaya en el mes de mayo del pasado año. En un primer momento, el promotor de la acción archivó el 6 de noviembre la denuncia por entender que los hechos no constituían una infracción disciplinaria que fuera sancionable.

Tras esto, el asunto pasó a la Comisión Permanente del CGPJ que en su reunión posterior del 15 de noviembre devolvió al promotor el archivo y comunicó que debía proceder contra la juez por una falta leve. Las fuentes citadas han precisado que el último movimiento ha sido la remisión por parte del promotor de la documentación pertinente al presidente TSJA, Lorenzo del Río, al ser una competencia del mismo y no de la comisión disciplinaria del CGPJ.

Ahora, será el tribunal andaluz el que se deberá pronunciar sobre dicha falta que, aunque sea equivalente a un expediente, no se puede tratar como tal por ser una falta leve. Como hay dos tipos de faltas leves, el asunto puede pasar a manos del presidente del TSJA o de la propia Sala de Gobierno.

Ahora puede haber dos caminos, que se archive el asunto o que se decida que habrá algún tipo de sanción. Si se entiende que debe ser advertencia, corresponde al presidente del TSJA la gestión del tema y si se entiende que la jueza Alaya es merecedora de advertencia y multa, el asunto irá a la Sala de Gobierno.

ARCHIVO DE LA QUEJA DE LOPERA

Por otro lado, el Promotor de Acción Discliplinaria archivó el 30 de noviembre la queja elevada al CGPJ por parte del que fuera máximo accionista del Real Betis y expresidente del club Manuel Ruiz de Lopera, que solicitó que se adaptasen las medidas correctoras que resulten pertinentes con motivo de las declaraciones realizadas por Alaya, instructora del caso Betis y del que resultó absuelto el exdirigente del club, sobre su gestión en la entidad.

La queja fue archivada por el promotor directamente por considerar que a partir de los documentos aportados para justificar la denuncia de Lopera no se apreciaba que Alaya estaba menospreciando el denunciante. Así, aunque se intentó recuperar las declaraciones íntegras de Alaya para poder contextualizarlas sin éxito, en dichas declaraciones no se aprecian motivos para que se abriera la posibilidad de sancionar a la magistrada.

Otra cosa que también se archivó por parte del promotor fue la diligencia informativa incoada tras recibir una queja del Consejo Fiscal en relación con las manifestaciones realizadas el pasado 4 de junio por la magistrada de la Audiencia Provincial de Sevilla Mercedes Alaya en un foro informativo en Madrid.

En aquel encuentro la magistrada, que instruyó el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, Mercasevilla o el caso Betis, aseguró que las "presiones" que dice haber sufrido son "absolutamente comprobables" en las hemerotecas y que son los políticos quienes "utilizan a los medios para presionar al poder judicial". También criticó la elección del fiscal general del Estado por parte del Gobierno porque puede ser escogido "por afinidades políticas" y, por tanto, podría incurrir en "seguir directrices de partidos políticos".

Tras esto, el CGPJ informó de que el propio Promotor de Acción Disciplinaria había archivado dichas diligencias informativas al entender que "no existió una falta de consideración a los miembros del Ministerio Público".

Contador