Publicado 22/12/2021 16:15CET

La Comisión de Patrimonio de Sevilla valora el proyecto reformado del antiguo cine X de Trajano pero pospone su dictamen

Antiguo cine X de la calle Trajano
Antiguo cine X de la calle Trajano - EUROPA PRESS

SEVILLA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Después de que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, adscrita a la Consejería de Cultura, reclamase en enero a los promotores del proyecto destinado a reconvertir en un teatro y hotel el edificio del número 22 de la calle Trajano y número 29 de la calle Amor de Dios, que albergaba la antigua y emblemática sala de cine X; una mejor "definición" de la actuación planteada, dicho organismo ha valorado este miércoles el nuevo documento del proyecto, aunque ha pospuesto su dictamen favorable a la entrega "del proyecto de ejecución dada la envergadura de la intervención planteada".

Recordemos que la primavera de 2020, el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía decidía declarar como bien de interés cultural (BIC) este céntrico edificio de Sevilla levantado en la década de 1920 según el diseño del famoso arquitecto regionalista Aníbal González.

El edificio, ejemplo de la arquitectura de estilo regionalista neomudéjar, acogió entre 1923 y 1936 el Salón de Variedades Lido, durante la Guerra Civil fue usado como prisión militar y ya en la posguerra comenzó a funcionar como cine, jugando años después un papel singular al albergar sesiones de cine de 'arte y ensayo' durante la etapa de la Transición, para después convertirse en una sala de cine erótico hasta su cierre en 2003.

En enero de 2014, por cierto, el edificio era despojado de su llamativo y conocido cartel de Sala X de la calle Trajano, que por aquel entonces ya formaba parte del paisaje urbano del casco histórico.

CONSERVAR SU ESENCIA

Si bien las reformas llevadas a cabo para adaptar la sala de espectáculos a la proyección de cine se resolvieron en claves formales 'art decó', muy distintas a las del regionalismo del diseño original, aún se conservan muchos elementos originales tales como las columnas o paños de azulejería. También se conservan sus dos fachadas que, aunque distintas, trazan esquemas simétricos, aunque la entrada de la calle Trajano está coronada con una especie de torreón o castillete.

En cualquier caso, ante el proyecto inicial destinado a la rehabilitación del edificio para que el mismo acoja usos hoteleros y un teatro, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico acordó en junio de 2020 solicitar a los promotores de la iniciativa una reforma del diseño de la actuación, "con la que la escena del teatro sea reconocible y se procure por todos los medios de la ciencia y de la técnica el mantenimiento de los elementos constructivos, los materiales y la ornamentación originales que restan en el edificio".

Y es que entre otros aspectos, "los ascensores panorámicos (incluidos en el proyecto inicial) desvirtúan la tipología del inmueble y la imagen del patio de butacas, que deberá conservar la actual boca de la escena, la cual deberá entenderse como tal".

NUEVO ACUERDO CONTRARIO

Después, en un acuerdo aprobado el pasado 27 de enero y recogido por Europa Press, la Comisión de Patrimonio determinaba que la reforma aportada por los promotores del proyecto respecto al mismo "no da respuesta al tema central del acuerdo de 3 de junio de 2020, porque se desconoce el alcance de la intervención".

Por ello, la Comisión requería a la empresa promotora "la definición a nivel de proyecto de ejecución en el ámbito del patio de butacas y el sótano propuesto, así como de las sustituciones, refuerzos o recalces del resto del inmueble".

"Dicha documentación debe poner de manifiesto los medios empleados para el mantenimiento de los elementos constructivos, los materiales y la ornamentación originales que restan en el edificio y su nivel de definición debe satisfacer los requisitos del artículo 22 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, no alcanzados por el anexo objeto del presente informe", se detallaba en el acuerdo de enero, solicitando así un "estudio paramental".

Ya este miércoles, en la nueva cesión celebrada por la Comisión de Patrimonio Histórico, la misma ha visto "en sentido favorable" la nueva documentación aportada, "quedando a la espera de que se entregue el proyecto de ejecución dada la envergadura de la intervención planteada", con lo que "cuando se analice dicho proyecto de ejecución recaerá informe favorable definitivo si procede".