Publicado 22/03/2022 19:54

El comité del hospital del Aljarafe inicia un "encierro" como "pistoletazo de salida de la huelga"

Encierro del comité de empresa
Encierro del comité de empresa - CCOO

BORMUJOS (SEVILLA), 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa del hospital comarcal del Aljarafe, enclavado en Bormujos (Sevilla) y gestionado por un consorcio conformado por la orden de San Juan de Dios y el Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha iniciado la tarde de este martes un "encierro" en las instalaciones, como "pistoletazo de salida" a la jornada de huelga que entrará en vigor la madrugada de este miércoles, al negarse la dirección a abonar "la revalorización y subida salarial de los años 2021 y 2022 que corresponde por convenio".

El presidente del comité de empresa, Javier Ordóñez (CCOO), ha manifestado en unas declaraciones recogidas por Europa Press que este encierro constituye el "pistoletazo de salida" de la mencionada huelga, insistiendo en que el centro sufre un "déficit" de personal del 60 por ciento respecto al centro de hospitales y que sus profesionales trabajan con "las peores condiciones" laborales de todo el sistema sanitario público andaluz.

La convocatoria de huelga que arranca la madrugada de este miércoles abarca además el 28 de abril y el 19 de mayo, así como una "gran manifestación" el 5 de abril a las 18,00 horas.

De cara a esta primera jornada de huelga, los servicios mínimos acordados implican que durante ese día, el hospital funcione con la misma oferta que un domingo o día festivo, es decir con las urgencias y hospitalizaciones pero sin las pruebas diagnósticas, las consultas de especialidades o las consultas de admisión, entre otras áreas.

Además, en los servicios mínimos han sido incluidas también las intervenciones quirúrgicas y oncológicas que ya había fijadas para este miércoles 23 de marzo.

LA SITUACIÓN DEL HOSPITAL DEL ALJARAFE

El comité de empresa de este hospital viene alertando insistentemente de un prolongado déficit de financiación del centro y de que las "precarias condiciones laborales" de la plantilla están provocando una constante "fuga de profesionales" hacia otros centros sanitarios, lo que se traduce en una merma de personal, una "descapitalización" en materia profesional y la suspensión de no pocos servicios, como intervenciones quirúrgicas o endoscopias, entre otros muchos.

Y aunque los presupuestos de 2020 de la Junta de Andalucía incluyeron finalmente un incremento de la financiación autonómica dedicada a este hospital, el comité de empresa avisaba después de la "negativa" de la dirección del centro a destinar ese dinero a "mejorar las condiciones laborales y salariales de la plantilla".

LA CAMPAÑA DE CCOO

Tales extremos son los que esgrime CCOO para la campaña que promueve, apoyada por el PSOE, Podemos, IU y Más País Andalucía, en demanda de que la Administración andaluza emprenda la "internalización" de este centro hospitalario para que el mismo sea gestionado íntegramente desde lo público, al objeto de mejorar sus servicios y las condiciones de su plantilla.

Frente a ello, el consejero de Salud, el popular Jesús Aguirre, defendía tiempo atrás que dicho hospital cuenta desde 2020 con un presupuesto público anual de 64,6 millones de euros, "el mayor de su historia", rememorando que el incremento de financiación ya mencionado fue formalizado en la actual legislatura.

EL DINERO

En ese sentido, precisaba que de esos 64,6 millones de euros de presupuesto anual del centro, "más de 38" millones corresponden al capítulo de personal, que según sus palabras cuenta actualmente con "4,7 millones de euros más" que antes, con un alza "del 12 por ciento".

Fruto de ello, según Aguirre, el hospital del Aljarafe cuenta con "200 profesionales más" que en 2018, experimentando en sólo un año un crecimiento "del 13 por ciento" en número de efectivos, hasta contar con "el mayor número de profesionales desde su creación", toda vez que la plantilla recuerda el gran crecimiento demográfico de la comarca del Aljarafe en los últimos años, insistiendo en que la falta de mejoras laborales deriva en una constante huida de profesionales a otros centros.