19 de febrero de 2020
 

Crónicas de un país que no quería ser pobre', nueva obra de José Luis Manzanares Japón

Actualizado 03/07/2015 3:48:14 CET
José Luis Manzanares Japón en la presentación de su nueva obra.
EUROPA PRESS

Sátira de un país enfermo, en donde el ingeniero da un toque de atención a la clase política "infectada", al ciudadano "pasivo" y propone nuevas alternativas a un sistema político y social abocado al desastre

SEVILLA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ingeniero de Caminos, Canales y Puertos José Luis Manzanares Japón ha presentado en Sevilla su nuevo trabajo literario 'Crónicas de un país que no quería ser pobre'. En el acto de presentación, celebrado en la Fundación Cruzcampo, el autor estuvo acompañado por el Catedrático de Economía de la Universidad Pablo de Olavide, José María O'Kean, el periodista Carlos Herrera, la Responsable de desarrollo de negocio de LID Editorial, Almudena Mendoza, y el Presidente de la Fundación Cruzcampo, Julio Cuesta.

Esta nueva entrega, que da continuidad a su anterior relato 'Crónicas de un país que se creía rico', es una sátira que narra la historia de un país enfermo que acude al médico para que le diagnostique cuál es el mal de su enfermedad. De este modo, el autor plantea la crisis como "una cuestión de salud que necesita una rápida intervención para erradicar su problema". Como bien muestra la portada del propio libro, ilustrada por Mingote.

A través de un lenguaje divulgativo, lleno de humor e ironía, Manzanares realiza un análisis de la situación socioeconómica de España, haciendo un repaso por los distintos agentes y factores que intervienen en la misma.

Tanto Carlos Herrera como José María Herrera coinciden en que Manzanares cuenta "verdades políticamente incorrectas a la vez que ama a su país y lo dice abiertamente".

Es por ello, que el empresario, preocupado por el devenir de su país, pretende dar un toque de atención a la clase política "infectada" y al sistema que estos defienden así como "despertar de su letargo al ciudadano" para que luche y se implique en "crear un país más competitivo".

"El bienestar es algo que se gana cada uno con su trabajo e ingenio, no lo que otorga el Gobierno por decreto", además asegura que "el ciudadano ya no piensa que se lo tienen que dar todo".

En este sentido, despliega una dura crítica contra los políticos y apuesta por educar a la sociedad para "poner en valor el talento y las cualidades que España posee". Cree en la necesidad de "aprovechar las grandes riquezas de la tierra" y dar confianza a un país deprimido y a sus ciudadanos.

Incide en la falta de autoestima de los españoles, su complejo de inferioridad frente a otros países. Hay que reeducar al ciudadano para que apueste por su talento y poner en valor la sociedad. "Educar a la sociedad en la protección de lo propio y retener el talento y cabezas privilegiadas de nuestra sociedad. Hay gente, empresas estupendas y jóvenes preparados para poder competir pero tenemos una mochila pesada que se llama Estado que no nos deja".

A lo largo de estas páginas pone de manifiesto el "dominio absoluto del ente denominado casta política" sobre sus miembros y la ceguera a que los tienen sometido. "Hay políticos de buena voluntad pero cuando entran en el sistema se vuelven ciegos, deformando la realidad".

Propone "nuevas alternativas a un sistema político y social abocado al desastre que condena a nuestros nietos a sacar de la hucha sus ahorros para pagar la gran deuda que el país les está dejando".

Plantea diversas posibilidades como reducir el número de cargos públicos; sus gastos y establecer un criterio de selección por méritos dentro de los partidos; limitar los mandatos, implantar un sistema de listas abiertas o reducir la burocracia. Quizás algo tan básico y esencial como el compromiso y fidelidad en los programas electorales. "Los demócratas aspiramos a tener gobernantes que antepongan el bien del pueblo al de sus partidos", dice.

El ingeniero sevillano ha terminado la presentación con un cuento dedicado a su nieto donde repasa y analiza de nuevo el país con un final feliz y optimista. "Aparecerá el líder de la verdad que no nos engañará, no nos ofrecerá un estado del bienestar imposible, creará puestos de trabajo, se quedará con lo justo y necesario para administrar el país, no pedirá más dinero prestado, invertirá en nuestra tierra, bajará los impuestos y conducirá un buen futuro", ha finalizado Manzanares.

Sobre José Luis Manzanares

José Luis Manzanares es ingeniero de Sevilla, con vocación de escritor y una larga trayectoria docente e investigadora, ha publicado siete relatos, tres novelas, más de 300 artículos costumbristas y de opinión en las páginas de ABC y numerosas publicaciones científicas y técnicas.

Catedrático de Arquitectura y académico de la Real Academia de Ciencias de Sevilla y de la Academia de Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía. Numerosos puentes, presas, canales y grandes instalaciones deportivas de la geografía española llevan su firma. El Empresario andaluz preside uno de los grupos de ingeniería más importantes del país con gran presencia internacional, con el fin de "situar la tecnología mundial española a la vanguardia".

Para leer más