Actualizado 31/01/2014 13:04 CET

CSIF estudia medidas legales contra los "recortes" en la Agencia de Medio Ambiente

SEVILLA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Andalucía ha anunciado que estudia ejercer todas las medidas legales en su mano ante los recortes ejecutados por la Junta andaluza en la Agencia de Medio Ambiente y Aguas de Andalucía (Amaya), contra los que los trabajadores se encerraron este jueves en la Catedral de Sevilla.

   En este sentido, la sección sindical de CSIF en la Amaya ha agradecido en una nota "el trabajo, la disponibilidad y la voluntad" de todos los trabajadores de la Catedral, así como la actitud del arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, para "facilitar y no poner problemas" al encierro a pesar de los problemas de organización y planificación que los trabajadores pudiesen ocasionar, ya que la acción tiene carácter indefinido.

   Ésta continuará, según ya expuso a Europa Press el secretario general de CCOO en la Amaya, Juan Antonio Rebollo, el 6 de febrero, con concentraciones en las Delegaciones de Gobierno de la Junta de todas las provincias, mientras que para el día 8 se haría una manifestación en Sevilla a nivel andaluz.

   Las secciones sindicales de CSIF, UGT y CCOO en la agencia mantendrán en este sentido una reunión este viernes con el viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, al que le expondrán la problemática que sufren en la agencia y los "graves efectos" que tendrán los recortes ejecutados sobre el presupuesto del ente.

   Para la sección sindical, los recortes, "lamentablemente", se notarán en los efectos del dispositivo andaluz para la prevención y extinción de incendios forestales (Plan Infoca) de 2014, ya que los recursos se verán reducidos "casi al mínimo". De igual modo, CSIF entiende "abusivos, injustos y desproporcionados" los ataques a los derechos de los trabajadores de la Amaya que reflejan los ajustes presupuestarios, "con recortes salariales de más del 20 por ciento en unos sueldos ya recortados de antemano por las decisiones de los diferentes gobiernos".

   CSIF Andalucía afirma que "nunca" dejará de "denunciar estos ataques y abusos de la administración contra los trabajadores" y prolongará las acciones de protesta hasta que la Junta de Andalucía decida desactivar los recortes programados.

   De su lado, la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha mandado un mensaje de "tranquilidad" a los trabajadores. Ha recordado que la administración autonómica "busca problemas a la crisis y al desempleo", partiendo de lo cual ha aclarado a los empleados --cuya protesta ha calificado de "legítima"-- que el despido masivo "no está contemplado en nuestras previsiones".