Actualizado 17/04/2012 21:18 CET

Defensa dice que a día de hoy no hay nada previsto para iniciar nuevos programas como los BAM o los 8x8

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ha señalado este martes que en la actualidad no existe nada previsto en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2012 que permita hablar de "iniciar ningún programa nuevo de armamento y material" como los vehículos 8x8, destinados a sustituir a los BMR, o los Buques de Acción Marítima (BAM), que se construirían en los astilleros de Navantia en Cádiz.

Durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, Argüelles ha respondido así a la previsión del Ministerio acerca de la posibilidad de iniciar nuevos programas que le ha formulado el portavoz de CiU, Jordi Xuclà. "A día de hoy no se puede contemplar esa posibilidad", ha dicho.

No obstante, el responsable ministerial también ha apostillado que durante el trámite parlamentario de los presupuestos se puede incluir alguna modificación, si el Jefe de Estado de la Defensa considera que existe alguna necesidad y el Gobierno estima atenderla. "Si el Jemad establece una prioridad alta para programas como el de los 8x8 o el del BAM y hay posibilidad de hacerlo lo haremos porque es nuestra obligación satisfacer ese tipo de necesidades", ha indicado.

Argüelles ha recalcado que la vocación del Gobierno "no es dejar a la defensa hibernada de por vida y sin posibilidad de ir renovando y adecuando" su material.

FACTURA DE 2.370 MILLONES

Por otro lado, ha desvelado que los programas especiales de armamento en los que está embarcado España tendrán en 2012 una factura de 2.370 millones de euros, de los que sólo hay cubiertos 507 millones de euros, con recursos del Ministerio de Industria. El resto, 1.858 millones de euros, no cuentan con dotación económica.

Argüelles ha señalado que, una vez finalice el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, el Ministerio de Defensa iniciará conversaciones con los Ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, Economía y Competitividad, Industria, Energía y Turismo, así como con los grupos parlamentarios y la industria de defensa, para "explorar vías" que permitan responder a los compromisos adquiridos.

El secretario de Estado ha afirmado que el descenso en un 97,58 por ciento de la inversión en programas especiales para este año supone la "desaparición de la dotación para esta partida", ya que los 4,95 millones de euros que incluyen son una "cantidad mínima" que simplemente "permite cubrir los gastos" que le corresponden a España por su participación en las agencias internacionales que gestionan los programas del avión de transporte militar A400M, el helicóptero de ataque 'Tigre' y el 'caza' Eurofighter.

Además, ha precisado que de los 507 millones de euros que está previsto que aporte Industria, 309 millones corresponden al pago ya aprobados por el Gobierno para hacer frente a pagos pendientes con Eurofighter.

En respuesta a las preguntas que sobre esta cuestión han planteado sobre esta cuestión algunos de los portavoces parlamentarios, como el diputado socialista Victor Morlán y el de la IU José Luis Centella, Argüelles ha hecho hincapié en que la difícil situación que afronta España con estos programas especiales es porque llevaba "dos años sin pagar".

Argüelles ha insistido en que Defensa no puede dar solución en este momento a "un problema que afecta a muchos más años" y ha explicado que se tendrá que resolver "una vez que el marco presupuestario de este año esté cerrado". Además, ha apuntado que el problema "sale de las magnitudes" de aquellos que este Ministerio puede resolver "sin el apoyo de la Cámara y sin el consenso y la negociación de la industria".

EN DEFENSA "LLUEVE SOBRE MOJADO"

Argüelles ha recordado que Defensa contará este año con 6.316,4 millones de euros, un 8,84 por ciento menos que en 2011 y ha recalcado que estos han sido "los presupuestos más difíciles y complicados desde hace décadas". Además, ha recalcado que en Defensa "llueve sobre mojado", porque estos "austeros" presupuestos se suman a una tendencia: entre 200 y 2011 el presupuesto de este Departamento descendió en "más de 1.500 millones de euros".

"Estamos muy cerca del borde de las posibilidades del Ministerio de Defensa y de lo que a corto plazo se puede hacer en Defensa, sin perjudicar algunas magnitudes", ha afirmado.

En cualquier caso, Argüelles ha indicado que el Ministerio que dirige Pedro Morenés ha tratado de aportar "el máximo esfuerzo y sacrificio posibles al objetivo nacional de la reducción del déficit y el saneamiento de las cuentas públicas" y ha asegurado que se ha tratado de hacer "un ejercicio de realismo y responsabilidad", tratando de "salvaguardar los aspectos fundamentales de la defensa".