Desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda de Sevilla tras un aviso de robo

Plantación de marihuana
EMERGENCIAS SEVILLA
Actualizado 04/11/2018 20:11:46 CET

SEVILLA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Sevilla han desmantelado una plantación de marihuana ubicada en un inmueble de la calle Ricardo Palma de la capital hispalense tras recibir un aviso acerca de un posible robo en una vivienda.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado este domingo, los hechos se produjeron pasadas las 4,00 horas de la madrugada de este sábado, 3 de noviembre, cuando se recibió una llamada telefónica en el 092 de la Policía Local avisando de un posible robo en una vivienda de la citada calle.

De inmediato se enviaron al lugar varias dotaciones de Policía Local que comprobaron a su llegada que en la tercera planta había una puerta forzada, y nadie en el interior.

Al inspeccionar la vivienda para tratar de localizar a los autores del supuesto robo, los agentes descubrieron que ésta estaba dedicada en su totalidad a una plantación ilegal de marihuana, sin vivir nadie en su interior.

Los agentes llegaron a contabilizar casi 200 plantas en el interior de un laboratorio "perfectamente instalado para el cultivo y proceso de la droga".

Así, el laboratorio contaba con 27 lámparas de calor apuntando a las plantas, 30 transformadores de electricidad enganchados a un cuadro de luz interior que suministraba fluido eléctrico a todo el inmueble, un equipo de aire acondicionado de grandes dimensiones compuesto por un 'split' y un compresor.

La Policía Local solicitó la colaboración de Lipasam para proceder a la destrucción de las plantas incautadas como material orgánico, guardando unas muestras para su posterior análisis e informe toxicológico.

En el curso de las diligencias de la Policía Local, la unidad de Policía Científica de Policía Nacional se personó en el lugar para la toma de huellas y vestigios que arroje luz a la investigación en marcha, según explican desde el Ayuntamiento sobre este suceso, del que se hace eco en su edición de este domingo el 'Diario de Sevilla'.

El inmueble utilizado para la plantación no era utilizado como vivienda y carecía de agua y luz. La corriente utilizada procedía de un enganche fraudulento a la red pública, por lo que se requirió la participación de la empresa suministradora de electricidad para el corte del fluido y ofrecerle las posibles acciones.

La Policía Local mantiene abiertas las investigaciones para esclarecer las circunstancias que rodean el caso.