22 de febrero de 2020
 

Detenidas 17 personas, cinco de ellas en Sevilla, Málaga y Cádiz, por el fraude en el IVA de las gasolineras

Actualizado 26/06/2013 18:52:37 CET

La red defraudó hasta 270.000 euros al día y trasladó dinero en maletines a Hong Kong

MADRID/SEVILLA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La operación desarrollada por la Guardia Civil contra el fraude en el IVA en el sector de las gasolineras, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, ha culminado con 17 personas detenidas --tres de ellas en Sevilla y las dos restantes en Cádiz y Málaga--, entre las que se encuentra el alcalde de CIU en el municipio barcelonés de Santa María de Miralles, Josep María Torrens, quien escondía en su casa una arma y abundante munición según se ha detectado en uno de los registros practicados tras su detención en la trama de las gasolineras.

Estas detenciones se han producido en el marco de la operación que ha desmantelado una trama dedicada al fraude del IVA en el sector de los carburantes que llegó a defraudar en torno a 270.000 euros al día y enviaban el dinero a Hong Kong como primera escala del blanqueo que luego se expandía también a otros países.

Así lo han explicado este miércoles en rueda de prensa mandos del Instituto Armado, que han precisado que el operativo se desarrolló este martes al detectar un inminente envío de un millón de euros a Hong Kong que han podido ser recuperados.

El país asiático era su destino principal y en muchas ocasiones trasladaban el dinero en metálico guardado en maletines y otras veces por transacciones.

Aunque el núcleo principal de la trama se asentaba en Catalunya, el dinero siempre se sacaba de cajeros en Sevilla y luego se escondía en pisos de la capital andaluza en cajas fuertes ocultas tras los cuadros o lavabos.

Por lo general, los responsables de la trama se desplazaban allí en avión, pero cuando tenían que trasladar el dinero viajaban en AVE para llamar menos la atención en los controles de la estación (menos exhaustivos que los de un aeropuerto).

Además, así trataban de no levantar sospechas de la conexión entre los testaferros en Andalucía y la matriz catalana.

BRÓKER SUIZO

En Catalunya la organización poseía una amplía red de gasolineras con las que controlaba todos los niveles que conforman este mercado.

Contaban con un bróker internacional ubicado en Suiza encargado de adquirir el hidrocarburo, y otra empresa se encargaba de introducirla en España y una segunda empresa actuaba como receptora del producto en territorio nacional y se encargaba de distribuir el hidrocarburo.

Al no pagar los impuestos correspondientes la organización podía ofertar el producto a precios muy competitivos, acaparando el mercado de hidrocarburos en aquellos territorios donde la estructura criminal se iba implantando.

Las empresas pantalla que conformaban esta estructura desaparecían antes de que la Administración pudiese reclamarles el pago de los impuestos.

Además del edil nacionalista, en la denominada 'operación Walkers' también ha sido detenido su hermano junto a otras nueve personas en Barcelona, una Girona, tres en Sevilla, otra en Málaga y otra en Cádiz; además se han incautado 79 vehículos.

Según los investigadores, los responsables del broker suizo no han sido detenidos por el momento: "Estamos en ello", han asegurado.

También era clave otro de los detenidos, responsable de un despacho de abogados que fue el encargado de diseñar la estructura de la organización.

CESE DE 15 EMPRESAS

Sólo al alcalde de CiU se le acusa de los delitos de integración en organización criminal, delito contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y un delito contra el mercado y los consumidores.

Además de su cargo público, Torrens era el director general del holding de hidrocarburos Petromiralles; tras la operación se va a proceder a decretar el cese de actividades de hasta 15 empresas relacionadas con la trama.

No es el caso de Petromiralles ya que, según han explicado los investigadores, no se dedicaba sólo a estas actividades ilícitas y por tanto se mantendrá lo que impedirá que muchos trabajadores de la empresa pierdan sus puestos de trabajo.

Los investigadores aseguran que este tipo de organizaciones comienzan defraudando poco y cuando se asientan y se ven con posibilidades comienzan a aumentar las cantidades; sospechan que esta trama llevaba trabajando dos años.

Entre esta organización y la desarticulada en la denominada 'operación Bashnya' el año pasado, la Guardia Civil calcula en torno a 220 millones de euros defraudados.

Petromiralles, empresa petrolera independiente propiedad de los hermanos Josep Maria y Pere Torrens Ferrer, se creó en 1995 dedicada a la gestión de estaciones de servicio y a la distribución de combustibles a domicilio, según consta en la página web de la empresa, que por el momento ha declinado hacer declaraciones a Europa Press.

EMPRESA FAMILIAR

Esta empresa familiar, que se fundó a partir de una gasolinera creada por los padres en 1967 en Santa Maria de Miralles, agrupó a diferentes empresas en 2010 creando el holding Petromiralles Group S.L., y cuya dirección es compartida entre los dos hermanos.

El holding aglutina ocho sociedades dedicadas a la distribución minorista y al por mayor de hidrocarburos, a la exportación, a la energía solar, a la gestión de impuestos y al comercio internacional.

Al margen del holding, hay otras empresas en la órbita de Petromiralles dedicadas a la agricultura y silvicultura, una de ellas en Guinea Bissau, y al alquiler y venta de maquinaria.

Josep Maria Torrens es el alcalde de la pequeña localidad de Santa Maria de Miralles, con 130 habitantes, cuyo consistorio está constituido por cinco concejales, cuatro de CiU y una del Partit Miralles Decideix-Acord Municipal (MD-AM), y por el momento desde el consistorio han asegurado a Europa Press que no tienen ninguna información del caso.