Publicado 03/07/2021 13:15CET

Detenido un presunto maltratador tras una persecución en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) a través de 40 azoteas

Imagen de recurso de un coche de la Policía Nacional
Imagen de recurso de un coche de la Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en la noche de este viernes en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) a un supuesto maltratador tras una persecución en esta localidad de más de hora y media a través de 40 azoteas.

Según detalla el Cuerpo Nacional de Policía en una nota de prensa, los hechos sucedieron sobre las 22,10 horas en un piso sito en la calle Duquesa de Talavera de Alcalá, adonde se dirigieron los agentes tras una llamada recibida en la sala del 091 porque una mujer estaba siendo amenazada por su pareja.

Una vez en el lugar, llegan al portal del inmueble, son informados por los vecinos de la peligrosidad de la persona y observan también que del edificio sale huyendo un técnico sanitario que informa a los policías que había sido amenazado por un varón con un cuchillo de grandes dimensiones.

Ante la gravedad de la situación, los agentes piden refuerzos y suben hasta el domicilio donde se estaban produciendo los hechos, pudiendo oír desde la escalera las amenazas de esta persona contra su pareja. Al detectar la presencia policial, esta persona les hace frente y amenaza con sacar un cuchillo de grandes dimensiones que portaba en la cintura escondido bajo una camiseta.

Para lograr que deponga su actitud, le convencen para que salga del piso, siendo en ese instante cuando emprende la huida por las escaleras hacia las plantas superiores, haciendo frente a los agentes con el cuchillo y logrando introducirse en el piso de otro vecino, desde donde huye saltando por la azotea.

El dispositivo policial desplegado en la zona por agentes de la Nacional y la Local consiguió acabar con la huida de esta persona, siendo localizada y detenida escondida en un solar y presentando fuerte resistencia, teniendo que ser inmovilizado con un dispositivo electrónico de control.

La persecución de esta persona por más de hora y media a través de 40 azoteas de los edificios colindantes con desniveles importantes, obligó a los agentes a poner en riesgo su integridad física para conseguir su detención. Al arrestado, que responde a las iniciales de R.F.M de 41 años, le constan antecedentes policiales y se le imputan los delitos de amenazas y atentado contra agente de la autoridad.