Actualizado 23/07/2013 15:48

Detenidos tres rumanos que obligaban a compatriotas a mendigar en supermercados de Dos Hermanas

DOS HERMANAS (SEVILLA), 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de Policía Nacional adscritos a la Brigada de Extranjería de la Comisaría Local de Dos Hermanas (Sevilla) han detenido a tres ciudadanos de Rumanía por obligar supuestamente a varios compatriotas a ejercer la mendicidad en la puerta de algunos supermercados de la localidad, para luego arrebatarles el dinero que conseguían.

En un comunicado, la Policía Nacional explica que las primeras pesquisas se desarrollaron con motivo de una información obtenida en el transcurso de otro operativo, en la que se indicaba que, en las últimas semanas, se había incrementado "de manera notoria" la presencia de mendigos a las puertas de los establecimientos comerciales de la localidad.

Según los agentes, algunos de estos mendigos formaban parte de un tipo de "organización" que los trasladaba a diario en una furgoneta, distribuyéndolos por el pueblo para que pidieran dinero.

Así, mientras los agentes investigaban los hechos, recibieron una denuncia procedente del Consulado General de Rumanía en Sevilla, informando de que un ciudadano de su país se había personado en el mismo dando cuenta de que había sido trasladado desde su ciudad natal por otro compatriota bajo la promesa de un trabajo en Sevilla.

Una vez en España, "le retuvieron su documentación personal y bajo severas amenazas y coacciones le obligaron a ejercer la mendicidad a diario, quitándole al final de la jornada todo el dinero obtenido".

De igual modo, esta persona declaraba que esta actividad se repetía con otros compatriotas.

Posteriormente, los agentes comprobaron cómo tres personas, de nacionalidad rumana y que residían en la localidad, "formaban un grupo criminal perfectamente organizado", que supuestamente cada mañana transportaban en un vehículo a varios mendigos de su misma nacionalidad repartiéndolos por varios supermercados.

Después, los controlaban durante todo el día y, tras el cierre, los recogían trasladándolos al piso donde los tenían encerrados desde su llegada a España, retirándoles lo recaudado.

Los policías constataron también que, con la documentación que les había sido confiscada, los integrantes del grupo criminal habían solicitado varias prestaciones al Ayuntamiento y a otras entidades de ayuda social, que cobraban en su nombre mes a mes.

Como resultado del operativo, se detuvo a los tres integrantes del grupo de manera simultánea al registro del piso y la liberación de los compatriotas "a los que habían engañado".

Para las víctimas, los agentes solicitaron los servicios de un intérprete, al objeto de informarles de sus derechos como víctimas según marca el Protocolo Marco contra la Trata de Seres Humanos que se había activado desde las primeras pesquisas policiales.

Los tres detenidos, dos hombres y una mujer, que contaban con varias detenciones en su haber y varias identidades falsas, han pasado a disposición de la autoridad judicial imputados por un presunto delito de trata de seres humanos.