Actualizado 31/05/2007 16:09 CET

Día sin Tabaco.- Montero reconoce que la situación en la hostelería es "mejorable" y apuesta por un sello de calidad

Lamenta la "estrategia dilatoria" de las tabaqueras y critica lo "excesivamente lenta" que va la justicia

SEVILLA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Jesús Montero, reconoció hoy que las estrategias dirigidas a los establecimientos hosteleros para que se inscriban como 'espacios libres de humo' son "claramente mejorables", indicó que "nuestra percepción no es satisfactoria" en este ámbito, por lo que abogó establecer un marchamo o 'marca de calidad diferenciadora' en aquellos locales que decidan acogerse a las estrategias de deshabituación tabáquica de la Junta.

En rueda de prensa con motivo del Día Mundial sin Tabaco, la titular andaluza del ramo destacó, con todo, que el departamento de Salud Pública ha llevado a cabo desde que concluye la moratoria para adaptar los bares y restaurantes a la Ley Antitabaco un total de 1.343 inspecciones en estos establecimientos de más de 100 metros cuadrados.

Del total de estas inspecciones, realizadas entre el 1 de septiembre de 2006 y el 29 de mayo del presente año, detalló que en una primera visita de los inspectores el 40 por ciento de estos locales (543) "cumplían con la normativa vigente", un porcentaje que se elevó "al 88 por ciento de cumplimiento" en una segunda visita que se llevó a cabo (357 establecimientos).

Con el 12 por ciento de establecimientos que no cumplían con la normativa las distintas delegaciones provinciales de Salud procedieron a tramitar los correspondientes expedientes sancionadores. En este punto, resaltó que desde el pasado 1 de enero de 2006 la Junta ha registrado un total de 1.098 denuncias de ciudadanos por incumplimiento de la Ley estatal, de las que 471 han derivado en expedientes sancionadores y 63 en sanciones interpuestas.

De igual modo, apuntó que desde la entrada de la Ley Antitabaco en Andalucía se consumen un millón de cigarrillos menos al día. Así, y preguntada por el 'toque de advertencia' lanzado por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, acerca de la necesidad de que las comunidades autónomas se impliquen más en la lucha contra el tabaco, Montero declaró que dicha afirmación "se refería más a las tareas de inspección de restaurantes de más de 100 metros cuadrados por parte de las administraciones autonómicas", un ejercicio, dijo, "que Andalucía cumple como lo demuestran los datos de inspecciones y sanciones".

Además, recordó que la Administración andaluza es la primera que mantiene un pulso particular con la grandes tabaqueras, si bien volvió a lamentar la "estrategia dilatoria" que estas compañías mantienen en la demanda emprendida por la Junta, "lo que está provocando que la justicia, desde mi punto de vista, vaya aún más lenta en las cuestiones de salud pública".

Así, dijo que desde que hace más de un año la Administración andaluza "presentó un nuevo recurso frente a la Audiencia Nacional", aunque lamentó que la Audiencia "todavía no ha contactado con nosotros para que le traslademos todo el expediente y se inicien las diligencias oportunas".

No obstante, la consejera del ramo reconoció la necesidad de "seguir luchando contra este gran problema de salud pública", del que recordó provoca unas 10.000 muertes anuales sólo en la comunidad andaluza.

NUEVAS MEDIDAS

De esta forma, Montero anunció una nueva línea telefónica, que será gestionada por 'Salud Responde' (902 505 060), para ofrecer asesoramiento "a aquellos que quieren dejar de fumar pero que no tiene tiempo para acudir a su centro de salud".

Junto a ello, se refirió a la creación de nuevos contenidos en la web 'www.hoynofumo.com', iniciativas ya conocidas como 'Eso sin humo' o el teléfono de información sobre el tabaco (900 850 300) ha recibido en los dos últimos años 8.600 llamadas. Además, recordó los estudios que se están llevando a cabo sobre las 'marcas baratas' de tabaco o el estudio sobre prevalencia del tabaco entre las embarazadas andaluzas.