Empresas de transporte urgen a Fomento soluciones para la matriculación y transferencia de autobuses en Sevilla

Publicado 02/11/2019 10:54:34CET

SEVILLA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Andaluza de Empresarios del Transporte Escolar y Discrecional en Autobús (Atedibus) se ha reunido con la Delegación Provincial de Sevilla de la Consejería de Fomento, y su máxima responsable, Susana Cayuelas, para analizar el "retraso" que están sufriendo las matriculaciones de los autobuses de nueva adquisición, así como la transferencia de estos vehículos en la provincia de Sevilla.

Atedibus indica que, tras "numerosas denuncias" de empresas del sector, se ha analizado la situación con la Junta en una reunión, teniendo en cuenta que "Sevilla es la provincia que mayor retraso acumula en la matriculación de nuevos vehículos de toda Andalucía". Así, pide "compromiso y búsqueda de soluciones urgentes".

Explica que de esta Consejería depende la emisión del certificado de autorización de transportes, "trámite indispensable para la matriculación y transferencia de vehículos", un certificado que "llega a acumular en algunos casos de hasta seis semanas de retraso". Por ello, se ha solicitado por parte de Atedibus "mayor implicación de la Delegación de Fomento en buscar soluciones de forma urgente para agilizar los mecanismos y mejorar la coordinación con la Dirección General de Tráfico, última responsable de dichas matriculaciones".

Además, como señala el presidente de Atedibus, Manuel Gutiérrez Zambruno, este trámite se realizaba de forma "rápida y ágil hace unos años", por lo que "no se entiende que ahora se esté retrasando sin ninguna justificación". "Es necesario que Fomento agilice el trámite y busque los elementos necesarios para que el certificado no sea un retraso en la matriculación de los nuevos autobuses", indica.

En este sentido, añade que la media de inversión en cada autobús nuevo, con las últimas dotaciones en confort, eficiencia medioambiental y seguridad, es de 250.000 euros. Los trámites para matricular un autobús requiere, además de la emisión del Certificado de Autorización de Transportes, la presentación de los impresos pertinentes, las inspecciones técnicas y el pago de tasas e impuestos.

"Las empresas han demostrado un ánimo inversor para seguir modernizando flota e invirtiendo en servicios de calidad, realizamos un gran esfuerzo, y a última hora no nos puede frenar un trámite burocrático, que antes de la era digital, era más ágil y más rápido. Esperamos que desde Fomento se agilicen los trámites lo antes posible, ya que el retraso de días supone la pérdida de empleo y de riqueza para todos", ha comentado el presidente de Atedibus.