Publicado 17/06/2020 18:10:29 +02:00CET

Especialista del Hospital Vithas Sevilla señala que "más de la mitad de la población descuida su alimentación en verano"

Especialista del Hospital Vithas Sevilla señala que "más de la mitad de la población descuida su alimentación en verano"
Especialista del Hospital Vithas Sevilla señala que "más de la mitad de la población descuida su alimentación en verano" - HOSPITAL VITHAS SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El especialista en endocrinología y nutrición del Hospital Vithas Sevilla, el doctor Fernando García, advierte que "más de la mitad de la población descuida su alimentación durante el periodo estival debido a las vacaciones, comidas con amigos o visitas a la playa y piscinas, aunque este año lo hagamos con algunas restricciones".

Además, señala en una nota de prensa, que debido a que el confinamiento ha disminuido drásticamente nuestro gasto energético, este año ha aumentado nuestro porcentaje de grasa. "Estamos viendo en consulta pacientes con un incremento importante de grasa y una pérdida de masa muscular debido a este período de inmovilización", explica el especialista, quien añade que "hemos aumentado una media de entre 3 y 4 kilos nuestro peso en estos meses, aunque también ha habido pacientes que han organizado su alimentación al estar en casa y han controlado su peso".

Así, apunta que adquirir hábitos saludables con una dieta sana y realizar una actividad física de intensidad moderada "nos evitará ganar kilos de más". Por ejemplo, "comer una cantidad importante de verduras y hortalizas, que no aportan prácticamente calorías, ingerir proteínas de calidad para preservar la musculatura y ajustar la ingesta de hidratos de carbono como pan, picos, arroz, pasta, patata, dependiendo de nuestro gasto energético", son algunos de los consejos del especialista. "Una persona que practica ejercicio puede ingerir más hidratos de carbono, pero si se trata de una persona sedentaria debe reducirlos", añade.

Para una alimentación saludable, el especialista de Vithas Sevilla destaca la dieta mediterránea, ya que "además de disminuir el riesgo de sufrir un infarto o ictus, es una dieta antinflamatoria y antioxidante. Por otro lado, debemos evitar un consumo elevado de alimentos ultraprocesados que son ricos en azúcares, carbohidratos refinados y grasas saturadas de mala calidad", explica.

Además, durante el verano suelen mejorar nuestros niveles de vitamina D, "ya que en un 80% depende del sol y con tan solo 15 minutos diarios de exposición solar puede ser suficiente. También puede ayudarnos ingerir alimentos ricos en vitamina D como pescado azul, huevos y lácteos", afirma el especialista.

"Las personas mayores y con obesidad tienen un mayor riesgo de tener niveles de vitamina D bajos, por lo que en los casos de déficit conviene visitar al endocrino para iniciar suplementación con vitamina D, ya que aparte de sus beneficios sobre la salud ósea tiene funciones inmunomoduladoras mejorando nuestro sistema inmune", añade.

"Debemos mantener una alimentación saludable con un adecuado aporte de micronutrientes y vitaminas antioxidantes, evitar el exceso de grasa y los alimentos ultraprocesados, además de realizar actividad física ajustada a nuestra condición física", concluye este especialista.

Para leer más