Actualizado 21/12/2010 15:54 CET

El estudio de la vaguada de San Juan atribuye una superación ambiental a la autovía y otra interior al metro

Vaguada de San Juan atravesada por el trazado ferroviario.
ARCHIVO.

La superación ambiental en la urbanización Cornisa Azul corresponde a la autovía y la interior de Montelar al metro

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El estudio ambiental encargado por el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) sobre los ruidos que soporta la vaguada que separa el barrio de Virgen del Rocío y la urbanización Cornisa Azul, atravesada por la primera línea del metro y la autovía A-8057, resuelve que el entorno de la citada urbanización sufre niveles de hasta dos decibelios A por encima del valor "límite" como consecuencia de la contaminación acústica que genera la autovía, toda vez que en la calle Clara Campoamor, en el barrio de Montelar, ha sido detectada una "clara afección acústica" en un punto que supera "a ventana cerrada" los límites a cuenta del funcionamiento del metro.

Este estudio de contaminación acústica, recogido por Europa Press, ha sido elaborado por la consultora 'Soceamb S.L.' entre el 23 de septiembre y el 21 de octubre de 2010 a través de una campaña de mediciones realizada con siete puntos de captación de decibelios en el exterior de los entornos de Virgen del Rocío, Montelar y Cornisa Azul y seis puntos de medición en el interior de viviendas correspondientes a dichos entornos urbanos.

Las molestias sufridas por los vecinos de estos entornos, como se recordará, han sido elevadas ya al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, y a la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico. Mientras la institución de Chamizo ha reabierto el expediente incoado en cuanto a la queja promovida por un colectivo de vecinos por este asunto, el Ministerio Público había resuelto el sobreseimiento de las diligencias informativas abiertas en torno al caso, todo ello tras una consulta al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, gobernado por Fernando Zamora.

En concreto, el colectivo de afectados actúa contra las molestias del funcionamiento del metro en el tramo que transcurre, en superficie, desde el túnel del cerro del Monumento a los Sagrados Corazones, hasta más allá de la estación Barrio Alto, con efectos en los barrios sanjuaneros de Virgen del Rocío, Cornisa Azul y Montelar. Las quejas y acciones judiciales incluyen también los ruidos procedentes del tráfico que soporta la autovía A-8057, que transcurre paralela al trazado del metro y para la que el Consistorio reclama asfalto fonoabsorbente y una barrera de árboles que aminore el impacto acústico.

EL METRO NO AFECTA A CORNISA AZUL

El informe de 'Soceamb S.L.', respecto a las mediciones en el exterior de las viviendas, resuelve que la contaminación ambiental supera "en dos decibelios A o más el valor límite de inmisión de ruido en el ambiente" por lo que al entorno de la urbanización Cornisa Azul se refiere. Sin embargo, y también respecto a esta urbanización, este estudio zanja que "la implantación de la línea uno del metro no supone, en la actualidad, un incremento de la afección existente en la zona ni en el interior de las viviendas", con los que los "incumplimientos" detectados en materia de protección acústica "pueden achacarse, básicamente, al ruido ambiental generado por la autovía A-8057.

"CLARA AFECCIÓN" EN UNA CALLE DE MONTELAR

En cuanto a las mediciones en el interior de las viviendas, el estudio señala que el lector de decibelios instalado en la vivienda 27 del número seis de la calle Clara Campoamor, en el barrio de Montelar, ha detectado "una clara afección acústica debido a la Línea uno del metro, no cumpliendo con los criterios establecidos". Respecto al barrio de Virgen del Rocío, que se eleva sobre la estación Barrio Alto de la línea del metro, este informe advierte de la detección de niveles de decibelios "muy próximos al valor límite de referencia" en el lector instalado "a ventana cerrada" en el número uno de la calle San Juan de Ávila, por lo que recomienda "la aplicación de alguna medida paliativa adicional a las ya instaladas".

Según el estudio, el tránsito de los trenes "apenas genera un incremento de 0,1 decibelios A" en Cornisa Azul, pero eleva "más de 3,5 decibelios A" el ruido rutinario en el entorno del haz ferroviario, aspecto "especialmente destacable durante la franja horaria de día".

PANTALLAS, ASFALTO Y RADAR

A tal efecto, el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache había resuelto ya reclamar nuevamente a la Consejería de Obras Públicas y Vivienda la instalación de asfalto fonoabsorbente en el sentido Mairena del Aljarafe de la autovía A-8057, así como un radar al objeto de disuadir a los conductores de que reduzcan la velocidad de sus vehículos. El Ayuntamiento, además, ha resuelto reclamar a la Consejería de Obras Públicas y Transportes la instalación de 140 metros de pantallas fonoabsorbentes que separen el barrio de Montelar del haz ferroviario. Igualmente, el Consistorio reclama la ampliación, en 35 ó 40 metros, de la barrera de pantallas fonoabsorbentes que ya separan la infraestructura ferroviaria del barrio de Virgen del Rocío.