Facua ve "demasiado elevadas" las tarifas del metro en comparación con Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia

Actualizado 03/03/2009 16:36:40 CET

SEVILLA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (Facua) advirtió hoy de que las tarifas que estudia la Consejería de Obras Públicas y Transportes para el metro de Sevilla son "demasiado elevadas" en comparación con los precios que actualmente rigen en los suburbanos de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia.

En un comunicado, la organización informó de que ha comparado la propuesta de tarifas del metro de Sevilla que maneja la Consejería de Obras Públicas y Transportes en lo que a bonos se refiere; 0,80 euros por cada viaje dentro de una misma zona, 1,15 euros en el caso de cambiar de zona y 1,35 euros en el caso de atravesar más de dos zonas, con los precios vigentes en 2009 en los suburbanos de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia.

Facua advirtió de que el precio de 0,80 céntimos por viaje para el bono supera un 23 por ciento los 0,65 euros del metro de Valencia --viajando también en una única zona--, un 16 por ciento los 0,69 euros que supone en Bilbao, un ocho por ciento los 0,74 euros que cuesta actualmente en Madrid y un cuatro por ciento los 0,77 euros de Barcelona.

En cuanto a los 'saltos' de zona, que elevan a 1,15 ó 1,35 el precio del viaje en el bono según sean uno o dos los cambios de zona, Facua explicó que en el metro de Valencia, el viaje para dos zonas cuesta 0,93 euros, por tres zonas 1,26 y por cuatro 1,80 euros. En Barcelona, la tarifa para dos zonas utilizando su tarjeta T-10 combinando hasta cuatro medios de transporte cuesta 1,54 euros, por tres zonas 2,10, por cuatro 2,70, por cinco 3,10 y por seis 3,295 euros.

En el caso del metro de Bilbao, con el bono bautizado como 'Creditrans', un trayecto por dos zonas cuesta 0,83 euros y por tres 0,93 euros, mientras en el metro de Madrid, con su bono, viajar por todas las zonas cuesta 1,45 euros.

Frente a la inexistencia de trasbordos "sin coste adicional" en la propuesta de la Consejería, Facua recordó que en Barcelona, con la tarjeta T-10 puede realizarse un desplazamiento combinando autobús, tren y metro pagando sólo un viaje y que su tarjeta mensual (T-Mes) permite viajar en todos los medios de transporte en una misma zona tarifaria.

Asimismo, la tarjeta mensual de Madrid permite utilizar tanto el metro como los autobuses. Por su parte, en Valencia hay un bono de diez viajes (B-10) para recorridos por su zona A que permite trasbordar entre los autobuses urbanos y el metro y un abono mensual con el que puede viajarse tanto en metro como en los autobuses urbanos y metropolitanos.

RECLAMACIONES

Por todo eso, Facua consideró "demasiado elevadas" las tarifas que se estudian para el metro de Sevilla. No sólo al compararlas con las de las citadas ciudades, sino más aún teniendo en cuenta elementos como las características de la Línea 1, dada la inexistencia de trasbordos con trenes de cercanías, la falta de bonificaciones para sectores con bajos niveles de renta o las reducidas bonificaciones aplicadas al combinar dos o más modalidades de transporte.

Junto a su reivindicación ante la carestía de las tarifas, la asociación ha solicitado a los responsables de Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, cuyo consejo rector debe resolver las nuevas tarifas, la aplicación de bonificaciones a colectivos con bajos niveles de renta y la implantación de un sistema que permita a los usuarios revisar la aplicación de las tarifas y bonificaciones.

Así, Facua ha demandado que los usuarios puedan verificar que las tarifas vigentes en el metro y los autobuses metropolitanos y urbanos se han aplicado correctamente, así como las bonificaciones correspondientes al combinar dos o más modalidades de transporte y los descuentos aplicables a partir de determinados consumos mensuales. De esta forma, los usuarios podrán contar con más información y garantías de que las tarifas son aplicadas correctamente y, ante posibles errores puntuales, tendrán elementos para reclamar.