La familia de Maloma pide a Pedro Sánchez que intervenga con motivo del tercer aniversario del "secuestro" de la joven

Los padres adoptivos de Maloma
CEDIDA
Publicado 10/12/2018 19:07:16CET

MAIRENA DEL ALJARAFE (SEVILLA), 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los padres adoptivos de Maloma, la joven natural del Sáhara Occidental, nacionalizada española al ser adoptada por este matrimonio de Mairena del Aljarafe (Sevilla) y supuestamente retenida por su familia biológica en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), ha enviado una carta al presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, en demanda de que "intervenga de modo definitivo para poner fin al secuestro" que sufriría la joven a manos de sus familiares originales.

A través de un escrito recogido por Europa Press, los padres adoptivos de Maloma recuerdan que el miércoles de esta semana se cumplen tres años ya del "secuestro de Maloma".

Después de aquel 12 de diciembre de 2015, recordémoslo, la familia adoptiva de Maloma denunciaba su "secuestro" en los campamentos de refugiados saharauis, en el marco de un viaje cursado por la joven a la zona para visitar a su familia original a cuenta de una enfermedad que sufría su madre biológica.

Desde entonces hasta ahora, como se ha señalado, el caso de Maloma ha deparado diferentes giros. Y es que si bien la familia española de la joven recuerda que la misma viajó a Tinduf "con billete de vuelta" y habría sido retenida en contra de su voluntad, en febrero de 2017 circulaba un nuevo vídeo, en el que la propia Maloma negaba que estuviese "secuestrada por el Frente Polisario, por Argelia", por su familia biológica o "por nadie". "Estoy aquí porque yo quiero. Es mi deseo estar una temporada con mi gente", enfatizaba, avisando de que "se está formando una bola increíble" en torno a su situación.

La joven incluso contrajo matrimonio en los citados campamentos y ha tenido descendencia allí, toda vez que la familia española de Maloma insiste en que antes del último vídeo y de la boda, ella misma habría trasladado, mediante una conversación telefónica, "que estaba deseando volver" a España.

"MATRIMONIO FORZADO"

En cualquier caso, su familia adoptiva expone en esta carta remitida a Pedro Sánchez que a partir de su "secuestro", Maloma "ha sido víctima de matrimonio forzado y madre de una niña, también ciudadana española, de diez meses", y "tanto el Parlamento Europeo como las Naciones Unidas se han pronunciado públicamente respecto a estas retenciones ilegales contra la voluntad de mujeres, como una gravísima violación de Derechos Humanos, que es una forma de violencia".

Además, los padres de Maloma recuerdan a Sánchez que "el Gobierno de España continúa permitiendo que los responsables del Frente Polisario campen a su anchas por España, perciban ayudas económicas y dispongan de respaldo político e institucional, mientras pesa sobre esa organización una denuncia ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por complicidad y connivencia con esta práctica discriminatoria contra la mujer por razón de género, que justifican al amparo de que son 'cuestiones de familia', por tradición y cultura".

A tal efecto, esgrime la familia española de Maloma que "hay antecedentes de decisiones políticas expeditas y contundentes que han demostrado que el Gobierno antepuso el respeto a los derechos de sus ciudadanos a otros intereses de índole política", porque en 1985, el entonces presidente Felipe González "expulsó a los responsables del Frente Polisario en España por los atentados cometidos contra pesqueros canarios". "Ahora, indiscutiblemente, el secuestro de Maloma amerita reacciones similares por parte del Gobierno, que, hasta el momento, ha abandonado a su suerte una de sus ciudadanas", aseveran.

Por eso, los padres adoptivos de Maloma reclaman a Pedro Sánchez su "intervención" para que la joven "pueda expresar en España, libremente y en pleno ejercicio de sus derechos, dónde, cómo y con quién quiere vivir".