El IAM promueve en colegios de 35 municipios la lectura simultánea del cuento 'Ni un besito a la fuerza'

Actualizado 17/12/2013 22:20:50 CET

La iniciativa, que coincide con la celebración del 25 de noviembre, quiere trabajar con el alumnado en prevenir la violencia de género

SEVILLA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 7.000 niñas y niños de entre seis y nueve años de colegios de 35 municipios sevillanos participarán el lunes 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, en la lectura simultánea del libro 'Ni un besito a la fuerza', un cuento coeditado en 2009 por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y que este año se utiliza como recurso coeducativo para trabajar con el alumnado de primaria en la prevención de la violencia de género y, en particular, de la violencia sexual desde la infancia. Junto a dicha lectura, los colegios de la provincia proyectarán un cortometraje basado en el cuento, que ha presentado este viernes la directora del IAM, Silvia Oñate, y en cuya elaboración han participado 60 menores de centros de educación de Constantina, Sevilla y Puebla del Río.

Según ha explicado Oñate, tanto el cuento como el cortometraje, que estará colgado en las redes sociales y en la web del IAM, "tienen como objetivo enseñar a las niñas y niños, de una manera amena y sencilla, su derecho a elegir a quién y en qué momento expresar su cariño, además de mostrarles la importancia de saber respetar ese derecho personal". Con ello, ha insistido, "se pretende prevenir la violencia de género desde la infancia, además de enseñar a detectar y pedir ayuda".

Junto a la presentación, según una nota, la directora del IAM ha asistido a un acto con dos colegios de Castilleja de Guzmán, en el que 150 menores de tercer ciclo de primaria participaron en la lectura de un manifiesto contra la violencia de género.

Oñate ha destacado la importancia de la coeducación, "la educación en igualdad", como mejor herramienta de prevención de la violencia de género, y recordó el trabajo realizado en este sentido por el Instituto Andaluz de la Mujer desde su creación en los años 80. De este modo, ha explicado que el IAM trabaja desde sus inicios en el fomento de la igualdad y la prevención de la violencia en la comunidad educativa, a través de programas específicos como el de formación del profesorado, el de coeducación para Ampas --donde se busca la implicación de las familias-- y las diversas campañas de difusión y material didáctico para el alumnado de infantil y primaria.

La directora ha recordado que en España sólo Andalucía tiene en cada centro educativo una persona responsable del Plan de Igualdad o Coordinadora de Coeducación, y una persona experta incorporada en los Consejos Escolares, al tiempo que es la única comunidad en la que existe la materia optativa en Educación Secundaria 'Cambios Sociales y Género', de oferta obligatoria, en primero, segundo y tercero de ESO.

Junto a ello, el Gobierno andaluz promovió en 2012 la realización del proyecto Detecta, en el que, a partir de un estudio sobre el sexismo en la juventud y la exposición de los menores a la violencia de género, se realizaron propuestas didácticas de intervención con el que el profesorado trabaja en las aulas de educación secundaria para promover relaciones igualitarias y prevenir el maltrato.

Oñate ha subrayado que la Junta también trabaja en la prevención de la violencia de género en el ámbito universitario, a través de las unidades de igualdad, con las que se han impulsado iniciativas como la formación del alumnado y profesorado universitario como agentes de detección de la violencia.

A ello se suma, dentro del ámbito de la prevención, la campaña No es amor. Rompe con la desigualdad', desarrollada este año en colaboración con el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), y en la que se dan las claves para identificar los primeros síntomas de la violencia de género en las relaciones jóvenes.

Como principal reto para los próximos años, la directora del IAM ha marcado el objetivo de ampliar la coeducación, la educación en igualdad, al ámbito no reglado, más allá de la escuela, a través de una mayor colaboración con otros agentes socializadores como los medios de comunicación, la industria cultural y de ocio.

Asimismo, ha recordado los compromisos adquiridos por la Junta en el Pacto por la Igualdad de Género, en el que se propone incluir en los libros de texto la historia de la lucha por los derechos de la ciudadanía de las mujeres; diseñar programas específicos de coeducación dirigidos a las familias; promover la edición de materiales educativos con criterios de igualdad y lenguaje incluyente; fomentar la formación específica en género dirigida a la formación universitaria y estudios medios; o garantizar la presencia equilibrada de mujeres y hombres en los órganos directivos del sistema educativo andaluz, entre otros.