Actualizado 02/09/2022 15:43

Líder del PSOE de Sevilla: El código ético del partido impide "plantearse" firmar la petición de indulto a Griñán

Javier Fernández este viernes
Javier Fernández este viernes - PSOE

SEVILLA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE de Sevilla, Javier Fernández, ha manifestado este viernes que el propio código ético del partido impide "plantearse siquiera" firmar la petición de indulto parcial formalizada por la familia del expresidente socialista de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, después de que el Tribunal Supremo haya anunciado que confirma la condena a cárcel que impuso a dicho dirigente la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, por el procedimiento específico a través del cual eran canalizadas las subvenciones autonómicas con las que fueron financiados los ERE fraudulentos y las ayudas directas y arbitrarias a empresas.

En rueda de prensa, Javier Fernández ha reiterado que la posición del PSOE de Sevilla ante este caso es la de "respetar y acatar" la decisión del Supremo de ratificar la sentencia inicial de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, que condena a los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imponiendo al primero de ellos nueve años de inhabilitación especial por prevaricación y al segundo seis años y dos días de cárcel y 15 años y dos días de inhabilitación especial por delitos continuados de malversación y prevaricación.

En paralelo, ha manifestado que el PSOE de Sevilla "no está de acuerdo" con el contenido y el fallo de dicha sentencia, toda vez que tras anunciar el Supremo su decisión de confirmar la sentencia condenatoria, aunque con los votos discrepantes de dos de los cinco miembros del tribunal; el mismo aún no ha notificado su sentencia completa a los ex altos cargos socialistas de la Junta de Andalucía que recurrieron en casación su condena inicial a manos de la Audiencia de Sevilla, entre ellos Manuel Chaves y Griñán, cuyas penas son ratificadas.

LOS MOTIVOS DE LA FAMILIA

Mientras la familia de Griñán fundamente su petición de indulto parcial "expresamente en razones de humanidad y equidad", esgrimiendo que el expresidente andaluz es "un ciudadano de 76 años con una intachable trayectoria vital" y que "tras más de 40 años al servicio público desde las más altas responsabilidades, jamás ha obtenido remuneración alguna distinta de su sueldo como funcionario", descartando cualquier "enriquecimiento personal ni familiar"; Javier Fernández ha manifestado el "absoluto respeto" del PSOE a esta iniciativa de los familiares del expresidente autonómico.

Y en un contexto en el que esta petición de indulto de la familia de Griñán ha sido apoyada por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González y la expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; mientras el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, ha apelado al código ético del partido para descartar firmar la citada petición de indulto parcial, Javier Fernández ha manifestado que "ni siquiera" se puede "plantear" firmar la petición, a cuenta del citado código ético del PSOE.

EL CÓDIGO ÉTICO

El artículo 8.1 del Código Ético del PSOE, en vigor desde 2014, señala que "los cargos públicos del PSOE se comprometen a no proponer ni apoyar el indulto de cargos públicos condenados por delitos ligados a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves".

Invocando dicho código ético, Javier Fernández ha señalado las obligaciones asumidas "cuando uno decide entrar en una organización política", agregando que a su entender que el asunto aún tiene "recorrido jurídico", sobre todo a cuenta de los votos particulares de dos de los tres magistrados del Supremo encargados de revisar los recursos de casación ante la sentencia inicial condenatoria de la Sección Primera de la Audiencia.

Por eso, y dado que la defensa de Griñán también había anunciado un recurso ante el Tribunal Constitucional acompañado de una petición de suspensión de la condena hasta la resolución del nuevo recurso, Javier Fernández ha apostado por "esperar a que acabe el proceso jurídico, al que aún le quedan algunos episodios", puntualizando que "el debate" no gira en torno a la idea de que "el que firma (la petición de indulto) es un buen socialista y el que no la firma no lo es".

Contador