7 de abril de 2020
 
Publicado 18/02/2020 21:12:39 +01:00CET

La juez envía a prisión a los tres acusados del crimen de las cuñadas tras ser declarados culpables

Juicio del crimen de las cuñadas en la Audiencia Provincial de Sevilla.
Juicio del crimen de las cuñadas en la Audiencia Provincial de Sevilla. - MARÍA JOSÉ LÓPEZ-EUROPA PRESS

SEVILLA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La juez de la Audiencia Provincial de Sevilla que presidió la pasada semana el juicio, conocido como el de las cuñadas, ha enviado a prisión a los tres acusados --dos hermanas y el que era novio de una de ellas-- tras haber sido declarados culpables por un jurado popular de haber acabado con la vida, tras 24 golpes en la cabeza y 61 cuchilladas, de la que era su cuñada de 26 años de edad en su vivienda de La Rinconada (Sevilla) el 19 de abril de 2016, quien había sido pareja de un hermano de éstas fallecido unos meses antes de un ictus y con el que tenía una hija.

Una hora antes un jurado popular ha dado lectura al veredicto en el que los consideraba culpables de haber provocado su muerte tras su participación en un ataque violento hacia la víctima, a la que causaron "un sufrimiento desmesurado", motivo por el que la Fiscalía solicitó el ingreso "por riesgo de fuga al ser las penas tan elevadas" --pide 25 años-- y la juez ha acordado el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza de los tres acusados, han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Además, el jurado cree probado que la relación de los acusados con la que era su cuñada "era mala" y que esta mujer "fue atacada de manera sorpresiva con el empleo de un objeto de peso y de un objeto cortante y punzante" y que "no tuvo la posibilidad de defenderse" la mañana del 19 de abril de 2016.

De igual modo, no ven probado que el novio de una de estas hermanas tuviera "gravemente afectadas sus facultades" por el consumo de sustancias estupefacientes. A su vez, el jurado ha pedido que no se le suspenda la condena que se le imponga a los acusados ni que estos puedan pedir una petición de indulto al Gobierno.

Por estos hechos, el fiscal mantiene la petición de 25 años de prisión para cada uno por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, así como la agravante de abuso de confianza, y pidió, como medida cautelar, el ingreso de los tres acusados en prisión, una petición a la que se ha adherido la abogada de la Junta de Andalucía.

Por su parte, las defensas, quien ya han anunciado que van a recurrir la sentencia al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), han coincidido en oponerse a esta medida porque "no es firme" y entienden que sus clientes han comparecido "siempre" ante los juzgados, por lo que consideran que, en todo caso, se les impongan otras menos drásticas como la retirada del pasaporte o la obligación de comparecer 'apud acta' en el propio juzgado cada 15 días o la colocación de una pulsera con geolocalizador, unas medidas que han sido rechazadas.

De igual manera, han subrayado que sus representados ya han cumplido 26 meses de prisión preventiva y han insistido en que los tres "han comparecido ante cualquier llamamiento del juzgado", indicando al respecto que "ante cualquier resultado absolutorio sería gravoso haberlos tenido una segunda vez en prisión".

En la última sesión del juicio del conocido como el crimen de las cuñadas, el representante del Ministerio Fiscal aseguró que fue "un asesinato inhumano y cruel", mientras que las defensas pidieron la absolución alegando "un vacío probatorio", mientras que los acusados volvieron a negar los hechos en sus últimos turnos de palabra.

DECLARACIONES EN EL JUICIO

En el juicio han declarado tres testigos protegidas que coincidieron en que vieron a los tres acusados "salir de la casa" de la víctima y montarse en un coche tras escuchar gritos de esta mujer, incluso una de ellas llegó a reconocerlos en sala "sin duda" como los culpables de la muerte de la joven.

Cabe recordar que esta mismo testigo, a los dos años de los hechos, exculpó a otra hermana, que también declaró en el juicio y que se llevó 26 meses en prisión, por "una equivocación suya" al no reconocerla en una segunda rueda fotográfica, en la que sí reconoció a una de las hermanas juzgadas y que hoy ha sido declarada culpable.

Para leer más