Actualizado 04/12/2015 12:13 CET

La Junta no ve "en duda la viabilidad de Abengoa, sino su situación financiera"

SEVILLA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha dejado claro que "no está en situación ni el modelo tecnológico y exportador de conocimiento de Abengoa, ni su viabilidad, sino su situación financiera".

El consejero ha indicado a los periodistas que Abengoa, actualmente en situación de preconcurso de acreedores, "ha venido exportando conocimiento, a diferencia de otros sectores que exportan productos".

Por ello, ha dejado claro que "no está en cuestión el modelo tecnológico y de exportación de conocimiento de Abengoa, sino su situación financiera".

Ha dejado claro que la empresa "debe ser viable mediante una reestructuración que, en su caso, requiere de la colaboración de todos, también de las entidades financieras, para que haya perspectivas de abordar la situación y permitir esa reestructuración y que pueda continuar la actividad con el foco del conocimiento".

Considera que "ese debe ser el posicionamiento compartido por los dos Gobierno" y ha explicado que "ahora se está a la espera de conocer los detalles de las auditorías que se están elaborando, para colaborar por parte de todos para que los empleados y el conocimiento acumulado siga atrayendo riqueza, siendo viable y contribuyendo a una imagen de marca positiva que tiene nuestro país en materia de renovables, un sector estratégico que supone un factor diferenciador de Andalucía".

Sobre el papel de las entidades financieras, el consejero ha recordado que las entidades financieras "están siempre arriesgando, pues es su función", tras lo que ha explicado que la situación de Abengoa y su problema financiero "es un asunto complejo".

No obstante, ha insistido en que "en ningún momento se ha puesto en duda la viabilidad global de su negocio, un negocio de ingeniería y conocimiento que debe ser viable", de manera que considera que "deben ser las entidades financieras las que trabajen con la dirección de Abengoa para buscar una solución", toda vez que "no sería ni la primera vez ni la última que una empresa pasa por dificultades financieras".

Ha recordado que "en los últimos años muchas empresas en dificultades han tenido que reestructurar su situación financiera y financiarse de otra manera; se trata de un problema de carácter global", tras lo que ha recordado la situación de las economías emergentes "que complica la situación de las empresas que están muy internacionalizadas".

De esta forma, considera que "todos debemos colaborar con la visión puesta en el conocimiento y la tecnología que atesora Abengoa, y aunque el conocimiento es difícil contabilizarlo y estimar su presencia en el sector exterior, muchas empresas española de este tipo de servicios están trabajando muy intensamente en el exterior, aportando mucha credibilidad a nuestra tierra".

Por ello, ha apuntado que "hay que impulsar soluciones y esperar acontecimientos, que se irán desarrollando en los próximos días, una vez que conozcamos los informes financieros de los auditores".

PETICIÓN DE LOS TRABAJADORES

Por otro lado, considera "legítima" la petición de información de los trabajadores "para tener un conocimiento de la situación clara", aunque cree que "hay que esperar a que la empresa acredite ante todos su situación y su viabilidad, pues sobre la viabilidad de la matriz del negocio no parece existir duda, pero la idea es que lo conozca los trabajadores".

Ramírez de Arellano ha apuntado que "se plantean todo tipo de incertidumbres" y reconoce que "la empresa necesita liquidez en el corto plazo, por lo que debe buscar la fórmula de conseguirlo".

En ese sentido, cree que "es fundamental que el Gobierno de España insista a las entidades financieras" y considera que el preconcurso de acreedores "es el marco adecuado para que esas cuestiones se sucedan", de forma que "se pueda salir con la deuda reeestructurada, lo que implicará un sacrificio para accionistas, bonistas y demás; y cuanto antes se tenga información".

Para leer más