Junta eleva a 146 las irregularidades y "discrepancias administrativas" en los ERE revisados

Actualizado 10/03/2011 15:46:45 CET

El 50% de los ERE analizados presentan irregularidades a falta de cuatro expedientes 'vivos' por revisar

SEVILLA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Manuel Recio, ha elevado este jueves a 146 las irregularidades y "discrepancias administrativas" encontradas en el total de expedientes de regulación de empleo (ERE) revisados dentro de la investigación interna de la Junta de Andalucía.

En comisión parlamentaria, Recio ha destacado que de las 146, un total de 59 forman parte de las irregularidades de ajenos --aquellas en las que las personas acogidas al ERE no tienen ninguna relación con la empresa donde ha sido prejubilada-- y otras 87 son "discrepancias administrativas", ya que estas personas "han tenido alguna relación laboral, aunque no queda clara la vinculación".

Según ha explicado Recio, ya se han revisado un total de 5.273 trabajadores afectados por ERE de los 5.563 trabajadores acogidos a algún expediente de regulación de empleo 'vivo', lo que supone el 95 por ciento del total.

De igual manera, ha detallado que un total de 5.127 trabajadores revisados (97,23%) "no han presentado ningún problema" y ha apuntado que el 99 por ciento de las ayudas "no ha tenido ningún tipo de problema" frente al "1,12 por ciento que cuentan con un presunto problema, que el juzgado deberá dirimir".

Además, el consejero de Empleo ha destacado que de los 64 expedientes de regulación de empleo revisados, un total de 32 presentan 146 presuntas irregularidades, lo que supone el 50 por ciento de los ERE analizados. Así, ha detallado que faltan cuatro expedientes 'vivos' por revisar.

NUEVO PROCEDIMIENTO

Asimismo, ha anunciado que modificará el procedimiento de regulación de la concesión de las ayudas sociolaborales a los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE)para que "el cien por cien de los preceptores de las ayudas sean única y exclusivamente los trabajadores", así se "garantizará la cobertura social de los trabajadores" y, además, "facilitar la reestructuración de empresas con dificultades económicas transitorias".

Este nuevo procedimiento se hará bajo los principios de "publicidad, transparencia, concurrencia no competitiva, objetividad, igualdad y no discriminación".

Según ha indicado el consejero de Empleo, el marco jurídico de este nuevo procedimiento está inspirado en dos programas que fueron impulsados por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, en su etapa como Ministro de Trabajo: el programa de ayudas regulado por el Ministerio de Trabajo y la Seguridad Social, mediante Orden de 5 de abril de 1995, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 19 de abril, donde se denominan las ayudas a trabajadores afectados por un proceso de reconversión y reestructuración de empresas destinadas a atender la situación urgente y de necesidad sociolaboral; y el programa de ayudas consensuada con los agentes socioeconómicos, instrumentado a través del plan de reestructuración empresarial que afiance el posicionamiento económico de empresas para garantizar su viabilidad y competitividad.

Así, ha detallado que el nuevo programa articulará dos programas de ayudas a los trabajadores, por un lado, ayudas previas a la jubilación ordinaria de los trabajadores que vean extinguido su contrato de trabajo como consecuencia de un ERE por declaración de insolvencia de su empresas o por procedimiento concursal; y, por otro lado, ayudas sociales por perdida de renta de los trabajadores procedentes de empresas que se vean afectadas por ERE de extinción, suspensión de contratos por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción tanto cuando la autorización sea de jornada completa o parcial.

Además ha resaltado que el régimen de control de las ayudas sociolaborales se realizará mediante la fiscalización previa del gasto, lo que ha considerado "un cambio fundamental en el proceso de control de las mismas".

INTERVENCIÓN GENERAL

En cuanto a los informes de la Intervención General, Recio ha explicado que a partir de 2005 ésta reiteró en varios informes su "disconformidad" con el procedimiento escogido por la Junta de Andalucía, unos informes que "fueron discutidos en las correspondientes alegaciones de la Consejería de Empleo". Así, en 2008 la Intervención realizó una auditoria sobre un muestre aleatorio sobre 20 expedientes que "consideró correctos desde el punto de vista de la gestión de los recursos y no así del procedimiento".

En este sentido, ha argumentado que el derecho administrativo es "una caja de herramientas y se van cogiendo las herramientas en función de las necesidades y no hay sólo una forma de utilizar estas herramientas administrativas". "La Junta eligió un procedimiento que era legal, existía y control, y todo estaba estructurado", ha subrayado.

Además, ha apuntado que el proceso de "continua mejora" desde la Administración es la razón que justifica los cambios entre 2008 y 2010 en el procedimiento de ayudas en los ERE.

Asimismo, sobre una Comisión de Investigación, Recio ha señalado que está haciendo "todas las contestaciones que le están preguntando con las distintas herramientas que ofrece el reglamento del Parlamento".

Por último, ha pretendido lanzar un mensaje de "tranquilidad" a los andaluces porque "el gobierno da la cara y ofrece respuestas que son honestas e integras, que sólo persiguen el rápido esclarecimiento de este asunto".

En este sentido, ha indicado que "la Junta cumple el cien por cien de sus compromisos" y ha asegurado que para "todos aquellos trabajadores que tienen una póliza respaldada por la Junta cobrarán" y ha detallado que están "renegociando con las aseguradoras".