Ley Antitabaco.- Un experto considera que la nueva norma traslada "mucho poder de decisión" al sector hostelero

Actualizado 25/01/2006 14:26:54 CET

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El responsable de Unidad de Atención al Tabaquismo del Hospital Universitario de Valme, Luis Lara, consideró hoy que la nueva Ley Antitabaco otorga "mucho poder de decisión" al sector hostelero, un extremo que, en su opinión, "origina un déficit en el derecho de los empleados de este sector que quieren trabajar respirando un aire limpio".

En declaraciones a Europa Press, Lara, quien también ha colaborado en el desarrollo del Plan Andaluz contra el Tabaquismo, consideró necesario que el articulado de la nueva Ley "reglamente mejor la toma de posesiones", toda vez que mostró su desacuerdo con la posibilidad de que los enfermos psiquiátricos que sean fumadores "puedan fumar en los centros de atención bajo el argumento de que si no se lo pueden descompensarse sus patologías".

"El argumento de que en estos enfermos se pueden descompensar sus patologías es cierto", reconoció dicho experto, quien con todo sostuvo que para dichos pacientes "existe a su disposición todo un arsenal terapéutico y farmacológico para su deshabituación tabáquica". A tenor de ello, Lara por que los terapeutas psiquiátricos "aprendan y tengan en cuenta esto último, ya que a estos enfermos también hay que respetarles su salud cardiorrespiratoria".

De igual forma, consideró que los profesionales médicos, "sean del nivel o de la especialidad que sean, deberían de firmarse en el tratamiento del tabaquismo", demandó "más recursos en personal, instalaciones y formación" y solicitó "un refuerzo de la voluntad política en la atención a los tratamientos para dejar de fumar".

Pese a todo, este experto subrayó que la nueva Ley "supone un cambio de actitud frente a estos temas", aspecto que, en el caso de los centros hospitalarios "ha marcado un antes y un después a la hora de que los usuarios se conciencien y respeten a los hospitales como centros libres de humo".

En cuanto a un posible repunte de las consultas de deshabituación tabáquica tras la entrada en vigor de la nueva norma, Lara indicó que "aún es pronto para saber si se dejará sentir sensiblemente en el número de consultas". Aún así, destacó que, sólo en 2005, la Unidad que él dirige en Valme "atendió un total de 2.600 consultas para dejar de fumar" y contabilizó "500 nuevos enfermos" por esta cuestión.