Actualizado 28/09/2014 14:00 CET

Maíllo aboga por política ambiciosa y democrática en igualdad para construir con credibilidad un nuevo modelo país

Considera "insuficiente" la ley de plazos y anima a seguir con las movilizaciones para lograr su retirada

   SEVILLA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha defendido este domingo que, para construir con credibilidad un nuevo modelo de país, éste tiene que tener una política en materia de igualdad que sea "ambiciosa, clara y radicalmente democrática".

   En declaraciones a los medios tras participar en una manifestación con carácter festivo organizada en Sevilla por el aborto libre y gratuito, Maíllo se ha mostrado orgulloso porque Alberto Ruiz Gallardón haya tenido que dimitir como ministro de Justicia "por la movilización de las mujeres, el movimiento feminista y por la lucha por la igualdad"; Gallardón ha sido, en palabras del dirigente de la formación de izquierdas, "una víctima merecida gracias a la movilización".

   De esta manera, ha explicado que en el nuevo proyecto de país por el que apuesta IU, que comprende un nuevo modelo económico y social, también está presente una política de igualdad ambiciosa "sin la cual --ese proyecto-- no es creíble".

   No obstante, IULV-CA considera que la retirada del anteproyecto de la Ley del Aborto no es suficiente, por lo que Maíllo anima a "seguir luchando" para reivindicar la eliminación de ley de plazos porque "hay un derecho inalienable a la mujer, desde el punto de vista de la igualdad, que es el derecho a la maternidad y el derecho a decidir con su cuerpo lo que estime conveniente", esto tiene que ser, añade, "desde la absoluta integridad e independencia de la mujer como tal".

   Con todo, "desde ese esfuerzo solidario que siempre ha caracterizado al movimiento feminista", el coordinador andaluz de IU ha hecho una llamada de atención sobre los países que, en 2014, "se encuentran en posiciones absolutamente deplorables e inadmisible" en lo que a igualdad se refiere y, desde esa perspectiva solidaria, IU ha querido celebrar, "esta apuesta en España por un pensamiento violenta, necesario para construir con credibilidad un nuevo proyecto de país".

   "IU está en eso", ha insistido Maíllo para explicar que "cuando IU habla de una nueva Constitución, también habla de un blindaje y refuerzo como nunca lo ha habido y que no lo ha tenido la Constitución de 1978". "Hoy es necesario, no es creíble un nuevo proyecto de país sin una política ambiciosa, clara y radicalmente democrática de igualdad", ha zanjado el dirigente de IU.