Margallo: Nuevo estatus de Morón por ser España posible "objetivo terrorista"

Actualizado 16/07/2015 12:47:04 CET
José Manuel García Margallo en el Congreso
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El

ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha defendido este jueves la idoneidad de la reforma del Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y Estados Unidos, que hará de Morón de la Frontera (Sevilla) una base permanente de marines norteamericanos, porque nuestro país puede ser "objetivo terrorista en cualquier momento".

   Así lo ha asegurado Margallo durante el debate en el Pleno del Congreso sobre la enmienda a este Convenio, la tercera desde que se firmó en 1988 y que se va a aprobar esta tarde en un sólo debate y después se remitirá al Senado para completar su tramitación antes de que termine la legislatura.

   El titular de la diplomacia española ha recordado los secuestros de ciudadanos españoles en Malí y Somalia así como los últimos atentados contra destinos turísticos en Túnez, en el primero de los cuales fallecieron dos españoles.

   "Estamos hablando de la seguridad de España. Podemos ser objetivo terrorista en cualquier momento. Los intereses de España están especialmente afectados con lo que ocurra en el norte de África y acabar con esta amenaza está en el interés de todo el mundo. Lo que queremos es una España fuerte en una Europa fuerte", ha explicado.

HASTA 3.000 MARINES

   El nuevo Convenio de Cooperación para la Defensa contempla la presencia permanente de hasta 2.200 marines y 500 civiles norteamericanos, además de 21 aeronaves, en la base de Morón con capacidad de desplegarse rápidamente en el norte de África ante eventuales crisis que pongan en peligro a ciudadanos e instalaciones de Estados Unidos, España y otros miembros de la OTAN.

   Además, la enmienda al Convenio, firmada por los gobiernos norteamericano y español en Washington el pasado 17 de junio, aumenta hasta los 800 efectivos y 14 aeronaves el límite para despliegues temporales, de modo que la base sevillana podrá acoger hasta 3.000 militares estadounidenses.

   En la actualidad, Estados Unidos tiene en Morón una fuerza de 850 marines cuya presencia, desde el año 2013, venía siendo prorrogada de manera anual. Aunque en un principio Washington buscaba una base en el norte de África para esta fuerza de reacción frente a la amenaza del yihadismo en el Magreb y el Sahel, finalmente ha optado por España como base permanente.

LA AMENAZA MÁS SERIA PARA ESPAÑA

   El ministro ha mostrado su "gran satisfacción" por esta decisión de Estados Unidos de que lo temporal se convierta en permanente, ya que, a su juicio, la cooperación con este país en materia de Defensa resulta "capital desde el punto de vista de los intereses y la seguridad de España" y, además, "sólo puede traer beneficios en términos de riqueza a la zona" de la base de Morón.

   Según Margallo, "lo que está ocurriendo en el sur es la amenaza más seria que tiene España en los últimos años", refiriéndose a la presencia de grupos yihadistas en el norte de África --Al Qaeda en el Magreb y Estado Islámico, principalmente-- y a la inestabilidad en Libia, donde "se calcula que hay 1.500 grupos armados que disponen de 20 millones de armas" y además hay dos parlamentos y dos gobiernos distintos.

   Así pues, ha defendido una vez más el nuevo Convenio de Defensa con Estados Unidos para evitar que en África se forme un "corredor yihadista" entre el norte, el este con la presencia de Al Shabab en Somalia y el sur con Boko Haram.

INTERÉS EN LOS POZOS DE PETRÓLEO

   Sin embargo, todos estos argumentos no han sido compartidos por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), grupo autor de la única enmienda a la totalidad de la reforma del Convenio. Su portavoz, José Luis Centella, ha acusado a Margallo de "parecer un representante del Departamento de Estado de Estados Unidos" más que un ministro del Gobierno español.

   En su opinión, el aumento de la presencia norteamericana en España responde sólo a intereses económicos y energéticos y ha dudado de la efectividad de sus medidas para acabar con el terrorismo, sobre todo a la luz de las consecuencias que la caída de Muamar Gadafi llevó a Libia.

   "Hoy no hay menos terrorismo que cuando se inició la política de Estados Unidos contra el terrorismo en el norte de África. Ya dijimos que la guerra de Libia iba a traer un Estado fallido, que iba a provocar más terrorismo. Es verdad que es un Estado fallido y ustedes son los responsables", ha acusado.

   Para Centella, lo que quiere Estados Unidos con sus políticas es "el dominio del norte de África", concretamente de los pozos de petróleo, por lo que ha advertido al ministro de que "van a sustituir la foto de las Azores" con la que se acordó la invasión de Irak por la del Parlamento español "aprobando que la base de Morón sea un instrumento de agresión".

   Además, el portavoz de la coalición de izquierdas ha censurado que una mayor presencia de Estados Unidos en España no hace crecer el empleo, sino que éste disminuye, y la reforma del Convenio "no da garantías a los trabajadores" de la base.

ESTABILIDAD EN EL NORTE DE ÁFRICA Y ORIENTE PRÓXIMO

   El jefe de la diplomacia española considera que Centella tiene un "error de percepción" porque Estados Unidos es "autosuficiente en materia energética", por lo que ha dudado que sus objetivos en el norte de África pasen por el control del petróleo. "Es a la UE a la que interesa tener una estabilidad en el norte de África y Oriente Próximo para que puedan convertirse en fuente duradera de energía", ha explicado.

   Y además, ha manifestado que contra el grupo conocido como Estado Islámico o DAESH "sólo cabe la solución militar", es decir, "eliminarlo físicamente", y no negociar con ellos.

   La reforma del Convenio de Cooperación para la Defensa con Estados Unidos ha sido respaldada por el resto de grupos parlamentarios que han intervenido en el debate del Pleno, si bien la diputada de UPyD Irene Lozano ha reprochado al ministro la falta de concreción en la traducción que tendrá el acuerdo en el empleo en la zona de Morón. En su opinión, "el compromiso es vago" y se "echa en falta mayor audacia en la negociación" con Washington.

   Por su parte, el diputado socialista Diego López Garrido ha criticado que en los últimos años, y a medida que aumentaba el contingente norteamericano en Morón, ha ido disminuyendo el número de trabajadores españoles. Por eso, ha advertido al ministro contra "un cuarto ERE" y ha lamentado que el Gobierno haya sido "incapaz de arrancar un compromiso a Estados Unidos" para que esto no ocurra.

   Margallo ha contestado que la reforma del Convenio de Defensa incluye un memorando de entendimiento en el que figura la cifra de 29 millones de dólares de inversión estimativa en la zona de Morón y la intención de recurrir a "material y personal español" como consecuencia del despliegue permanente de los marines, lo que tendrá "un impacto positivo en la economía andaluza similar a los beneficios" que se contabilizan en la base naval de Rota.

   Para el ministro de Asuntos Exteriores, la reforma del Convenio y la amenaza yihadista son asuntos "suficientemente importantes en sí mismos", por lo que ha pedido "no desviarlos" a otros temas que, aunque igualmente importantes, no son el objeto del debate de este jueves en el Congreso. Así, ha sugerido que si desean debatir sobre la situación de los trabajadores de Morón lo pidan expresamente.

Para leer más