Publicado 18/04/2020 13:01CET

Más de 80.000 personas piden información o realizan trámites en el servicio reforzado del 010 de Ayuntamiento de Sevilla

Fachada del Ayuntamiento de Sevilla durante el estado de alarma
Fachada del Ayuntamiento de Sevilla durante el estado de alarma - Eduardo Briones - Europa Press

SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla ha dado respuesta ya a más de 80.000 personas a través del servicio de atención ciudadana del 010, que se ha reforzado de forma progresiva desde el inicio de la crisis sanitaria por el Covid-19 con más personal y horas de trabajo asignadas.

A través de esta vía, se ha canalizado la información municipal sobre la pandemia, los trámites y servicios municipales y de las empresas públicas ante la suspensión de la atención presencial y la atención telefónica de los Servicios Sociales municipales, tal como indica el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Todo este dispositivo se ha puesto en marcha a través de la Delegación de Igualdad, Educación, Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, que dirige Adela Castaño, en coordinación con el comité de seguimiento ante la crisis sanitaria del Covid-19, que preside el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y del que forman parte el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, y la delegada de Recursos Humanos y Modernización, Clara Macías.

"Desde el gobierno de la ciudad realizamos un constante y permanente seguimiento del funcionamiento de este dispositivo y estamos ampliando y reforzando siempre que es necesario para dar respuesta a las necesidades de la población siguiendo siempre los criterios establecidos en el comité de seguimiento municipal ante la crisis sanitaria por el Covid-19", ha explicado Castaño.

De acuerdo con los datos del servicio de atención ciudadana del 010, la demanda de esta prestación telefónica se ha venido incrementando de forma progresiva desde el inicio de la crisis sanitaria, superándose las 3.000 llamadas atendidas diarias en algunos casos.

En una primera fase, el servicio se reforzó con motivo de la suspensión de la atención presencial por parte del Ayuntamiento y de todas las empresas municipales siguiendo las recomendaciones. Posteriormente, a partir del 26 de marzo se produjo un segundo refuerzo para mejorar la atención a través de los Servicios Sociales de forma que todas las llamadas a las Unidades de Trabajo Social (UTS) se canalizan ya a través de este servicio telefónico.

Junto a esto, se han ido adoptando distintas medidas de incremento de personal y reorganización de servicios en función de la evolución de las llamadas recibidas, de los tiempos medios de espera y de las franjas horarias con más demanda de información. En total, desde el inicio de la crisis sanitaria en el mes de marzo se han superado las 80.000 personas atendidas a través del servicio telefónico 010.

De estas, un total de 19.000 se corresponden con demandas de información, atención o trámites relacionados con el funcionamiento de los Servicios Sociales, especialmente para acceder a los dispositivos de garantía alimentaria y de suministros básicos puestos en marcha por el comité de seguimiento ante la crisis sanitaria del Covid-19.

Dentro del resto, destacan las llamadas atendidas vinculadas con los servicios del Ayuntamiento de Sevilla y de las empresas Emasesa y Tussam.

Entre las llamadas atendidas y recibidas resaltan especialmente todas las vinculadas con las distintas prestaciones sociales y medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla y las empresas municipales desde el inicio de la crisis sanitaria por el Covid-19 como los programas de atención alimentaria, las exenciones y aplazamientos fiscales, la renovación automática de los títulos sociales de Tussam o la facturación y los protocolos puestos en marcha por Emasesa.

El Ayuntamiento realiza un seguimiento diario de la llamada con el objetivo de mantener el máximo nivel posible de llamadas atendidas así como unos tiempos de espera y de resolución de los trámites mínimos para facilitar la mejor atención al ciudadano especialmente ante las graves dificultades provocadas por la crisis sanitaria.

Para leer más