Publicado 21/09/2022 13:13

El miembro de los "Perla" acusado de un tiroteo en Torreblanca acepta dos años y medio de cárcel

Archivo - Detalle de la fachada principal de la Audiencia Provincial de Sevilla
Archivo - Detalle de la fachada principal de la Audiencia Provincial de Sevilla - Joaquin Corchero - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla ha resuelto este miércoles mediante conformidad entre las partes, el juicio promovido contra dos varones acusados de disparar con un arma de fuego contra una familia en el barrio hispalense de Torreblanca, hiriendo a dos personas con un mismo disparo, en concreto a dos hermanos. La Fiscalía reclamaba en principio nueve años y medio y diez años y medio de cárcel para cada uno de ellos, si bien mediante el acuerdo alcanzado, los inculpados han reconocido los hechos y el Ministerio Público ha modificado su escrito de acusación, aceptando ambos sendas penas de dos años y medio de prisión.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, los acusados son Ángel F.H. y Raúl J.B., de 26 y 33 años de edad respectivamente, el primero con "numerosos antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia" en este caso y el segundo de ellos ya condenado en 2016 por un delito de homicidio, a una pena declarada extinta en junio de 2020.

Al respecto, la Fiscalía precisa que dicha condena a Raúl J.B. fue emitida el 2 de junio de 2016. Ese mes, la Audiencia de Sevilla condenó a un cómputo global de 41 años de cárcel a los miembros del clan de los 'Perla' acusados del tiroteo ocurrido el día 21 de agosto de 2013 en el Polígono Sur con la muerte de una niña de seis años, fruto del acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes del procedimiento, toda vez que uno de los condenados en dicha sentencia respondería al nombre e iniciales de Raúl J.B., cuya pena de cárcel habría sido finalmente suspendida.

"PEDIR EXPLICACIONES"

En su escrito inicial de acusación, el Ministerio Público detallaba que el 17 de febrero de 2020, ambos acusados se dirigieron a una vivienda de la calle Manzano, en Torreblanca, para "pedir explicaciones" a un varón "por un incidente anterior entre un primo" de este hombre y unos menores conocidos de los procesados, "iniciándose entre ellos una discusión".

En esa discusión, según la Fiscalía, Raúl J.B. habría esgrimido una navaja de grandes dimensiones haciendo "ademán de clavarla en el cuello" del varón al que había ido a buscar, ante lo cual este último se refugió en su domicilio con su pareja, su hermana y los dos hijos menores de edad del primero, según el relato del Ministerio Público.

A TIROS

En ese contexto, los dos acusados, "valiéndose de un arma de fuego, comenzaron a disparar desde el exterior del domicilio, consiguiendo traspasar la puerta metálica de acceso, de 3,5 centímetros de grosor, e impactando un proyectil en el muslo de la pierna izquierda" de la hermana del varón al que habían ido a buscar, según el escrito inicial del Ministerio Público, que detallaba que la bala atravesó el muslo de la mujer y acabó impactando también en la rodilla derecha de su hermano, es decir del hombre con el que habían discutido los encartados.

La Fiscalía achacaba inicialmente a Ángel F.H. y Raúl J.B. un delito de homicidio en grado de tentativa y otro delito más de tenencia ilícita de armas, reclamando para el primero nueve años y medio de cárcel y para el segundo diez años y medio de prisión.

ACUERDO ENTRE LAS PARTES

No obstante, al comenzar el juicio, el fiscal del caso ha anunciado un acuerdo de conformidad entre las partes, mediante el cual ha modificado su escrito inicial de acusación, retirando el delito de homicidio en grado de tentativa y reclamando para cada uno de los acusados dos años de cárcel por sendos delitos de lesiones agravadas por el uso de instrumento peligroso, más seis meses adicionales en cada caso por otro delito de tenencia ilícita de armas. Es decir dos años y medio de prisión para cada uno de los acusados, así como cinco años de prohibición de acercarse a las víctimas o comunicarse con ellas.

Ello, al aplicarles las dos atenuantes muy calificadas de drogadicción y de reparación del daño, pues los dos hermanos víctimas de los hechos han comparecido en la sesión, para declarar que los acusados les han indemnizado por completo en las responsabilidades civiles que les reclamaban.

La defensa y la acusación particular han manifestado su adhesión a la nueva calificación del fiscal, tras lo cual cada uno de los dos acusados ha admitido los hechos atribuidos, ha aceptado la petición de condena del Ministerio Público y ha reconocido ser consciente de que las penas asumidas implican su posible ingreso en prisión, si bien Ángel F.H. ha sido trasladado desde la cárcel para su asistencia a esta sesión.

Contador

Más información