Actualizado 08/12/2009 12:23 CET

Montero admite que en la implantación del Diraya han aparecido problemas, pero lo achaca a la "complejidad del sistema"

SEVILLA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Jesús Montero, reconoce que durante la implantación de la historia de salud digitalizada Diraya "ciertamente han aparecido problemas", si bien los achaca a la "propia complejidad del programa", ya que, según sostiene, "es un sistema exigente en lo que se refiere a la calidad y cantidad de la información recogida".

En respuesta a una pregunta formulada por el grupo parlamentario de IU relativa a la implantación del Diraya y a las "numerosas denuncias" planteadas por los propios los profesionales durante su implantación, Montero argumenta que el Diraya exige, entre otras cosas, "que los datos de los usuarios sean los registrados en la Base de Datos de Usuarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía (BDU)".

Debido a este motivo, aclara Montero en su respuesta a la que ha tenido acceso Europa Press, fue necesario "contrastar" la información de todos los usuarios, una tarea "lógicamente compleja" y que provocó "en algunos casos", aunque "en los primeros momentos", que se produjeran "disfunciones en el programa".

Así, y "tras el necesario periodo de habituación al nuevo sistema para lograr la máxima agilidad", Montero afirma que en la actualidad, "cuando la mayor parte de profesionales de atención primaria saben utilizar el sistema, es relativamente sencillo realizar actividades de formación y perfeccionamiento", además de que la ayuda a quienes empiezan a usar el sistema "se puede organizar desde el propio centro".

Montero recuerda que el Diraya, cuya construcción se inició en octubre de 2001, soporta la historia de salud electrónica del sistema sanitario público andaluz, siendo su principal objetivo el que toda la información del usuario esté disponible "siempre que haga falta para prestarle asistencia sanitaria" e "independientemente de dónde esté el dispositivo sanitario público en que se le atiende".

Agrega que, en el momento presente, el Diraya cuenta además con estaciones de trabajo específicas para atención primaria, consultas externas y urgencias, servicios de cita que permiten las derivaciones en línea desde cualquier centro, así como la solicitud de cita 24 horas, tanto mediante el centro de llamadas 'Salud Responde', como desde Internet.

PRÓXIMO OBJETIVOS

Según plasma en su repuesta que recoge Europa Press, el próximo objetivo es la puesta en marcha del módulo de hospitalización, el cual abrirá la historia única de salud del ciudadano a este espacio de atención. Estos nuevos módulos, que se integrarán con los existentes para consultas externas y urgencias, completarán las funcionalidades básicas previstas para hospitales y permitirán la generalización del uso de Diraya como soporte de la historia de los ciudadanos.

También dentro del "horizonte inmediato" se encuentra el completar la informatización de la red de atención primaria con la incorporación de consultorios locales de atención primaria (408 centros) y la disposición de soluciones específicas para consultorios auxiliares y otros espacios de atención.

Otro objetivo "inmediato" es también el de extender el acceso a los resultados de pruebas diagnósticas (de laboratorio y radiología), con independencia de cuál sea el centro que las realice.

IMPLANTACIÓN

En cuanto a su implantación en los centros de atención primaria, Montero sostiene en su respuesta que se ha producido "de forma progresiva" y siguiendo para la priorización de centros el criterio general de completar inicialmente los de las capitales de provincia y también los centros con mayor número de residentes asignados.

"De ese modo se empezó implantando el sistema en centros que estaban situados en zonas que contaban en general con comunicaciones adecuadas para que Diraya pudiera funcionar, al tiempo que se daba un cierto margen temporal para que aquellos centros que no contaban aún con líneas adecuadas para la transmisión de datos pudieran ir incorporándose progresivamente a las infraestructuras de la red corporativa de la Junta de Andalucía", prosigue Montero.

Según detalla, en la Actualmente existen 700 centros de atención primaria funcionando con Diraya, que atienden al 94,1 por ciento de la población andaluza. Los centros que se han estado implantando durante 2008 y los pendientes de implantación son centros pequeños y ubicados en núcleos de población menores, de forma que aunque el horizonte actual es completar la implantación en 408 centros, la suma de residentes asignados a estos últimos "representan únicamente el 5,9 por ciento de la población que falta para llegar al cien por cien de cobertura".

En el caso de la atención especializada, la implantación se ha iniciado más tarde y se ha centrado en consultas externas y urgencias, que son las estaciones de trabajo desarrolladas para este nivel.

SERVICIOS TRANSVERSALES

Además, servicios transversales como la cita mediante Diraya están plenamente implantados, con 95,3 millones de citas gestionadas durante el año 2008, de las que el 89,1 por ciento corresponden a atención primaria y el 10,9 por ciento se refieren a atención especializada.

A día de hoy todos los centros de atención primaria con Diraya pueden utilizar receta electrónica y la práctica totalidad de las farmacias (3.540 oficinas de farmacias, el 98,98% de las existentes) pueden dispensarlas. Más de 2 millones y medio de pacientes han utilizado ya receta XXI y por ese medio se han producido 140 millones de dispensaciones. El 50,4% de todas las prescripciones del SSPA se realizan con este sistema.