Las obras en las Atarazanas de Sevilla comenzarían en el primer trimestre de 2019

Junta y Adepa alcanzan un acuerdo sobre el proyecto de las Atarazanas de Sevilla
EUROPA PRESS/CONSEJERÍA DE CULTURA
Actualizado 29/12/2017 15:07:13 CET

SEVILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Cultura, la Fundación Bancaria 'la Caixa' y la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) han firmado este viernes el acuerdo que pone fin al conflicto del proyecto de restauración y adaptación de las Reales Atarazanas, gracias al cual el proyecto original de Guillermo Vázquez Consuegra será modificado y Adepa desistirá de sus acciones judiciales, con idea de que las obras arranquen en el primer trimestre de 2019 con un presupuesto de 12,8 millones --10 millones más impuestos y 800.000 euros para el mirador arqueológico--.

El diseño original del proyecto de restauración, obra del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, plantea restaurar y adaptar como centro cultural el citado recinto histórico, formado por restos de la antigua muralla almohade, siete naves de las atarazanas medievales del siglo XIII, restos del apostadero de la Carrera de Indias de los siglos XVI y XVII y edificaciones de la Real Maestranza de Artillería pertenecientes a los siglos XVIII, XIX y XX.

El proyecto estaba autorizado por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico y contaba con licencia de obras, si bien Adepa y otros colectivos conservacionistas lo tachaban de "crimen patrimonial". Principalmente, criticaban que la iniciativa no recuperase la cota original del monumento y contemplase "la reforma de dos cuerpos edificados sobre las naves dos y cuatro, modificando sus cubiertas, cerramientos y distribución interior", con la instalación de "varias escaleras mecánicas y un nuevo forjado".

Además, criticaban la previsión inicial de incorporar "micropilonos de hormigón a los pilares originales", lo que a su juicio suponía "introducir elementos nuevos disruptivos con el entorno y contrarios a la conservación íntegra" del monumento. Adepa, de hecho, impugnó ante los tribunales la licencia de obras del proyecto, consiguiendo una orden judicial de suspensión cautelar de la licencia, hasta la resolución definitiva del litigio.

No obstante, la prolongada y ardua negociación entablada entre Adepa y a Consejería de Cultura para alcanzar un acuerdo extrajudicial acabó dando su fruto, con un principio de acuerdo para una salida negociada.

El principio de acuerdo alcanzado meses atrás contemplaba entre otros aspectos la renuncia a los micropilonos de hormigón, los encepados de hormigón o los taladros en los pilares, incluyendo excavaciones en las naves seis y siete del monumento hasta el nivel original del mismo, así como la excavación y recuperación de los vestigios de la antigua muralla almohade, la supresión de la escalera metálica prevista al final de la nave cuatro, la renuncia a habilitar accesos al monumento desde la calle Dos de Mayo, la conservación de la sala de armas y de mandos del edificio del siglo XVIII o la renuncia a usos hosteleros en el cuerpo superior.

Ya este viernes, la Junta como titular del monumento, la Fundación La Caixa como concesionaria del contrato de restauración y gestión del recinto y Adepa han firmado el acuerdo que pone fin a este conflicto. El acuerdo, recogido por Europa Press, contempla la "modificación y nueva redacción" del proyecto arquitectónico con "plenas garantías" respecto a los "criterios, metodologías y técnicas aplicables" en la actuación, toda vez que Adepa acepta "desistir" de sus acciones judiciales y se compromete a "no interponer acción judicial alguna ni presente ni futura".

En ese sentido, el anexo que acompaña al convenio incluye aspectos como un "sistema alterbnativo de refuerzo de la cimentación" de los pilares o el "mantenimiento de la integridad visual de las naves", entre otros detalles negociados entre Adepa y la Consejería de Cultura respecto al diseño final de la intervención

El documento final, así, recoge aportaciones y recomendaciones de todas las partes que enriquecen el proyecto original, que habrá de ser modificado por Guillermo Vázquez Consuegra, según han dado a conocer durante la presentación del acuerdo en las propias Atarazanas el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el director territorial de Caixabank en Andalucía occidental, Rafael Herrador; y el presidente de Adepa, Joaquín Egea.

Así, Vázquez ha subrayado que se trata de un día "muy importante para la ciudad", y ha agradecido a Adepa por "ser flexible y buscar el acuerdo con la Junta", a 'la Caixa' "porque es un mecenas que hará posible la recuperación de este edifico de gran valor patrimonial" y al equipo de la Consejería de Cultura, "que lleva trabajando desde junio y ha hecho posible que esto sea una realidad".

"Este acuerdo redundará en beneficio para la ciudad, busca poner en valor este patrimonio y convertir las Atarazanas en centro cultural de referencia mundial", afirma Vázquez, que añade que este acuerdo "ha costado porque está basado en el rigor y la responsabilidad, nos compromete a todos y es una hoja de ruta que Cultura cumplirá con compromiso firme".

SE TARDARÁ "UNOS SEIS MESES" EN MODIFICAR EL PROYECTO

"Hoy comienza un camino que tiene que acabar en el menor tiempo posible con las Atarazanas a disposición de la ciudadanía", ha dicho el consejero, explicando que el proyecto inicial debe ser ahora modificado merced al acuerdo, ser visado de nuevo, obtener el informe de la Comisión Provincial de Patrimonio y recibir una nueva licencia de obras. "Es importante que los plazos sean los mínimos y desde la consejería se agilizará al máximo todos los trámites", ha dicho Vázquez, solicitando "urgencia y celeridad" al resto de agentes.

Por su parte, Juan Espadas ha calificado este acuerdo como "un regalo de fin de año" que "permitirá que Sevilla vea definitivamente resuelto uno de los temas que probablemente más ríos de tinta han ocupado en los últimos años en materia de patrimonio", al tiempo que ha señalado que "no hay sevillano que no espere ver convertir a las Atarazanas en un lugar de encuentro y un espacio disfrutable y reconocido pro cuantos más sevillanos y visitantes mejor".

Por su parte, Joaquín Egea ha manifestado que "la ciudad conoce poco este edificio, pero lo quiere muchísimo" y ha apuntado que "se ha convertido en una especie de mito de la ciudad", al tiempo que ha subrayado que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha sido "una de las grandes impulsoras de este acuerdo".

"Las Atarazanas, la catedral civil de Sevilla unida al Hospital de Caridad, mirando al río, con la Torre del Oro y la Torre de la Plata, sería uno de los puntos más notables y atractivos culturalmente de toda la ciudad", afirma Egea, que ha destacado lo que significa este acuerdo y ha dicho que "hay pocos sitios que tengan el potencial arqueológico y cultural" de este monumento.

Rafael Herrador, por su parte, ha expresado su alegría por este acuerdo "que permite avanzar" en el proyecto, un acuerdo que "respeta el convenio que se firmó el 16 de diciembre de 2014". Además, señala que este nuevo convenio afecta a la rehabilitación del edificio, y ha agradecido a la Consejería de Cultura "su impulso fuerte" para llegar a este acuerdo, a Adepa "su flexibilidad" y la Fundación Bancaria 'la Caixa' "su firme deseo de que podíamos llegar a materializar el acuerdo que se ha firmado esta mañana".

Por último, el director corporativo de Fundación Bancacaria 'la Caixa' ha explicado que como Vázquez Consuegra tiene que redactar un nuevo proyecto que recoja todo lo estipulado en el acuerdo, se calcula que el proceso llevará unos seis meses, y añade que "se calculan cerca de dos años para la ejecución física de la obra".

SUSANA DÍAZ CELEBRA "ESTE PASO DEFINITIVO"

Además, Susana Díaz ha publicado en la red social Twitter un mensaje en el que celebra este "paso definitivo para que Sevilla recupere sus Atarazanas", que "será un espacio de referencia que supondrá un importante revulsivo para el corazón de la ciudad".