Publicado 03/02/2022 17:28

La Pablo de Olavide de Sevilla pone en marcha un laboratorio móvil con el que hacer análisis "in situ" del patrimonio

Equipo del laboratorio móvil Ambu-LAB de la Pablo de Olavide de Sevilla.
Equipo del laboratorio móvil Ambu-LAB de la Pablo de Olavide de Sevilla. - UPO

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) ha puesto en marcha un laboratorio móvil con el que pueden realizarse análisis científicos y caracterización de materiales "a pie" de monumento, conjunto arqueológico o museo, en un servicio a disposición de entidades públicas y privadas con el que "minimizar los riesgos" para el patrimonio.

Estos equipos van a ser "una revolución para el campo del patrimonio histórico por su versatilidad y complementariedad", señalan fuentes de la institución académica a Europa Press, argumentando que al equipo de material científico se le suma un elenco de especialistas no solo en patrimonio sino también en Arqueología, Ecología, Medio Ambiente, Geología y Agronomía.

El laboratorio móvil, al que han denominado Ambu-LAB, permite realizar sobre el terreno estudios de imágenes, de retablos policromados y de piezas arqueológicas, entre otras muchas cosas, de manera que "podremos realizar grandes campañas in situ para luego pasar a trabajar en el laboratorio con más precisión", explica Pilar Ortiz, investigadora de la UPO y directora de esta iniciativa que va a suponer un "salto sustancial" en el trabajo científico.

Ambu-LAB cuenta con un equipamiento científico de caracterización de materiales para medio ambiente, agricultura y patrimonio histórico que incluye espectrofotómetro FTIR; equipo Raman portátil complementario; drones con cámaras de visión, espectrales, levantamiento-3D; georradar con antenas a 80 MHz y 50 MHz; laser de levantamiento 3D; Equipo FRX; cortadora para preparación de muestras; cámaras termográfica, matricial de TeraHerzios e hiperespectrales; sistema de difracción de Rayos-X y fluorescencia de rayos X combinado; y software y hardware especializado para el procesado de datos.

La investigadora principal del servicio y decana de la Facultad de Ciencias Experimentales, Pilar Ortiz, desvela que la idea de este laboratorio móvil surge de la colaboración con la Universidad de Oxford y los centros de investigación ENEA (Italia) e INOE (Rumanía), con los que ya se han realizado campañas de "larga duración" en diferentes monumentos en España, Italia, Rumanía y Reino Unido.

Más información