Publicado 29/07/2020 17:38:57 +02:00CET

Los parcelistas del sector F acuden este jueves al pleno de Diputación por el suministro de agua y su conflicto

Protesta de los parcelistas del Sector F de Almensilla en el Ayuntamiento
Protesta de los parcelistas del Sector F de Almensilla en el Ayuntamiento - RB - Archivo

ALMENSILLA (SEVILLA), 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

La plataforma del Sector F de Almensilla (Sevilla), una zona de parcelas y chalés cuya junta de compensación está marcada por el presunto desfalco de varios millones de euros, prevé acudir este jueves al pleno ordinario que celebra la Diputación provincial, para visibilizar sus demandas a la empresa mancomunada Aljarafesa para que solucione los problemas de abastecimiento de agua corriente que padecen los habitantes de la zona.

Una de las portavoces del colectivo señalaba recientemente a Europa Press que tras las cartas en demanda de reuniones dirigidas al Ayuntamiento de Almensilla, la Diputación y Aljarafesa, reenviadas en espera de "respuestas" concretas; el colectivo había "reiniciado las movilizaciones" mediante concentraciones ante el Consistorio, porque los problemas de suministro de agua siguen "igual".

En su escrito a Aljarafesa, fechado el pasado 29 de mayo y recogido por Europa Press, el colectivo recordaba el "malogrado" proyecto de urbanización del Sector F, que además del supuesto desfalco en las cuentas de su junta de compensación afronta problemas en otros ámbitos.

Y es que el informe emitido por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible respecto a la modificación promovida por el Ayuntamiento de Almensilla para el plan parcial del Sector F, recogido por Europa Press, detalla que "en la actualidad, el proyecto de urbanización se ha ejecutado en un 35 por ciento, con calles como la 1.2 y el sistema general Cañada de las Islas en un 80 por ciento, a falta de la instalación eléctrica y alumbrado público", mientras de otro lado "en la mayor parte del sector, sobre todo en Santa Iglesia o la entrada al Sector desde la carretera de Palomares-Mairena del Aljarafe, existen viviendas habitadas e infraestructuras a medio terminar".

SUMINISTRO "ABSOLUTAMENTE INSUFICIENTE"

En ese sentido, estos parcelistas exponían a los responsables de Aljarafesa que su situación "se ha visto agravada en los últimos meses, ya que el suministro de agua en la urbanización es absolutamente insuficiente", extremo derivado de que "debido a la situación urbanística, muchos de los vecinos no pueden contratar el suministro de agua con Aljarafesa" y, además, a causa de "una actuación que Endesa ha llevado a cabo recientemente, a la escasa lluvia de los últimos años y a la sobreexplotación del acuífero del Doñana, tampoco es posible el abastecimiento de agua para uso doméstico mediante pozos".

Dado el caso, son "muchos los vecinos" sin agua corriente para "cuestiones tan básicas y elementales como mantener una higiene adecuada en tiempos de pandemia, lavar la ropa, limpiar o desinfectar la casa", avisaban.

"Únicamente disponemos de la posibilidad de ir a buscar agua a un grifo a la entrada de la urbanización, sólo para beber y hacer la comida, obligando a que muchas personas mayores tengan que hacer un
recorrido de más de un kilómetro y otro de vuelta, portando grandes garrafas a diario", criticaba la plataforma, mientras el Ayuntamiento de Almensilla alega que se trata de una solución "paliativa" de Aljarafesa a la espera de avances en el proyecto de urbanización promovido por la junta de compensación y pendiente desde hace lustros.

Así, el colectivo acude este jueves al pleno ordinario previsto por la Diputación de Sevilla para reclamar soluciones a esta problemática y también para el prolongado conflicto general que rodea a esta zona de parcelas y chalés.

EL SECTOR F DE ALMENSILLA

Tras ser constituida la junta de compensación del Sector F para hacer frente a la necesaria urbanización de la zona y la instalación de dotaciones para suministros básicos de agua o electricidad, en 2004 fue concertado un préstamo con el banco Santander para sufragar tales obras, con cargo a las correspondientes aportaciones de los propietarios. Empero, allá por mayo de 2015 estallaba el caso del presunto desfalco mediante el cual habrían sido desviados unos 3,7 millones de euros del dinero aprovisionado por la junta de compensación.

El principal encausado por tal extremo es el extesorero de la junta de compensación, Julio Mateos, quien confesó en un correo electrónico que se había apropiado de dinero de la cuenta de la entidad, huyendo después a la República Dominicana hasta ser finalmente detenido y encarcelado en agosto de 2016. Desde el pasado mes de mayo de 2019, Julio Mateos goza de libertad provisional al acceder a la misma el Juzgado número uno de Coria del Río, que en paralelo ordenaba continuar las actuaciones en su contra por el trámite del procedimiento abreviado.

Además, otro de los frentes del conflicto atañe a las obras de urbanización contratadas en 2011 a la constructora Istem S.L. y paralizadas en 2012 cuando aún estaban muy lejos de su conclusión.

LA SENTENCIA DE ISTEM

Porque sobre la junta de compensación del Sector F de Almensilla pesa una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 18 que le condena a abonar más de 1,75 millones de euros a Istem S.L., por las obras ejecutadas y no pagadas, los costes indirectos, los daños por gastos generales, el lucro cesante y las retenciones, si bien una sentencia posterior de la Audiencia restó 543.580 euros a la cuantía a satisfacer a la mencionada empresa constructora pero mantenía la condena a indemnizar a Istem S.L.

En cualquier caso, mientras tiempo atrás la directiva de la junta de compensación anunciaba un acuerdo con el banco Santander para reestructurar el préstamo de 2004, con una quita de unos tres millones y "la retirada de las cláusulas hipotecarias y solidarias", sobre los parcelistas seguirían pesando los pagos y derramas derivados de los costes del proyecto de urbanización de la zona y de instalación de dotaciones para los suministros básicos.

Esta situación, arrastrada durante años, ha coincidido además con el contexto de crisis económica, admitiendo en su momento el presidente de la junta de compensación, Francisco Carvajal, que la situación de este entorno de parcelas había derivado en todo un "conflicto económico y social".

Esta última Navidad, un grupo de los parcelistas protagonizaba una acampada ante el Ayuntamiento de Almensilla, en demanda de aspectos como la anulación de la última derrama aprobada y soluciones tangibles a este prolongado conflicto.

Contador