Actualizado 17/11/2015 14:06 CET

Una joven de Estepa sobrevivió al atentado de la sala Bataclan de París

Se encerró junto con otras 20 personas en una habitación de la sala de conciertos y logró salvar su vida

   SEVILLA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Una joven de la localidad de Estepa (Sevilla) figura entre los supervivientes del atentado perpetrado el pasado viernes por la noche en la sala de conciertos Bataclan, ubicada en París (Francia) y donde fallecieron cerca de 90 personas abatidas a tiros por miembros del Estado Islámico.

   Así lo ha indicado el Ayuntamiento estepeño en un comunicado, en el que han explicado que la joven María Luisa Rodríguez, de 33 años y vecina de la localidad, fue rescatada por la Policía gala al mantenerse resguardada en la habitación, junto a su amigo Iván García y una veintena de personas.

   Según ha explicado el Consistorio estepeño, Rodríguez es una chica de Estepa con un espíritu aventurero "innato" y que "no esperó a la crisis para salir al extranjero", por lo que viajó a Reino Unido para buscar trabajo, encontrándolo en una multinacional de telefonía. Años más tarde le ofrecieron un puesto en París (Francia), donde lleva trabajando tres años.

   La joven estepeña, amante de la música y de los conciertos en directo, asistió junto a su amigo Ivan García, de Madrid, a un concierto de la banda americana 'Eagles of Death Metal' en la conocida sala de música Bataclan.

ENCERRADOS EN UNA SALA

   Según el comunicado, "Iván le salvó literalmente la vida", pues llevaban media hora de concierto cuando "oyeron los disparos que no les asustaron en primer momento al pensar que serían petardos, pero, al mirar atrás, el chico vio a apenas dos metros a uno de los terroristas disparando a bocajarro a todos los presentes", por lo que ambos se arrojaron al suelo. Aprovechando en el momento en el que uno de los atacantes recargaba su arma, estos dos españoles se encerraron en "una habitación oscura y donde ya había unas 20 personas escondidas".

   En esta habitación habrían pasado dos horas escuchando "disparos, gritos y detonaciones", hasta ser rescatados por las fuerzas policiales francesas. Según ha lamentado la joven, "el pánico se transformó en horror" cuando tuvieron que atravesar la sala Bataclán entre los cadáveres.

   La estepeña se recupera "lentamente" en su apartamento de París, mientras su amigo Iván ha vuelto a Madrid y los dos están "físicamente en perfecto estado", si bien Iván sufre "una leve herida en la pierna, fruto de la estampida".

   El Ayuntamiento de Estepa ha comunicado, en definitiva, que la joven se encuentra bien. "Los estepeños, junto con toda la Corporación municipal, se han congregado este pasado lunes a las puertas del Ayuntamiento de Estepa para condenar el atentado en el llamamiento que en toda Europa se hizo para acudir a estas manifestaciones silenciosas como acto de apoyo a las víctimas y en solidaridad con el pueblo francés".

Para leer más