Actualizado 18/03/2015 10:42 CET

La plantilla de la base de Morón planea protestas en Madrid

Concentración por los despidos en la base de Morón
EUROPA PRESS/MORÓNDELAFRONTERA

Reclaman la readmisión de los trabajadores despedidos y mejoras en sus condiciones laborales

MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA), 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), gestora de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, promueve para el 25 de marzo protestas la embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Defensa, en Madrid, para reclamar que el uso de la base como cuartel permanente de la fuerza estadounidense de intervención en África se traduzca en mejoras laborales y la readmisión de los no pocos trabajadores despedidos.

Según han informado a Europa Press fuentes del comité de empresa, presidido por UGT, la jornada de protestas comenzará con una concentración ante la embajada de Estados Unidos, tras lo cual los trabajadores marcharán a pie hasta la sede del Ministerio de Defensa.

Y es que después de que 'Vinnell-Brown & Root Spain' haya consumado en los últimos años tres expedientes de regulación de empleo (ERE) saldados con el despido de 240 trabajadores españoles, aspecto paralelo al crecimiento de la presencia militar estadounidense en la base, España y Estados Unidos negocian el uso de la base aérea como cuartel permanente de la fuerza estadounidense de intervención en África.

La plantilla, en ese sentido, reclama que esta negociación incluya la readmisión de los trabajadores despedidos y la "equiparación" de las condiciones de la plantilla con las de los trabajadores de Rota (Cádiz) y del resto de bases estadounidenses en Europa, lo que implica su transformación en "personal laboral local". Y es que la representación sindical de la plantilla avisa de una estrategia predeterminada de sustituir paulatinamente a los trabajadores españoles por personal estadounidense o directamente por militares.

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declarase ya no ajustado a derecho el ERE de 2013, saldado con 66 despidos, el Alto Tribunal andaluz prevé celebrar el 18 de junio el juicio correspondiente a la impugnación del ERE de 2014, que supuso otros 55 despidos.

Para leer más