El policía local de Sevilla detenido en agosto por caso de maltrato que fue archivado alega que la denuncia era "falsa"

Actualizado 05/09/2019 18:40:17 CET
Policía Local de Sevilla
Policía Local de Sevilla - EMERGENCIAS SEVILLA/ RECURSO - Archivo

Indica que ha sufrido un intento de "descrédito profesional" por denunciar irregularidades en la Policía Local de Sevilla

SEVILLA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El policía local de Sevilla detenido el pasado 23 de agosto en la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe por presuntos malos tratos a su pareja, causa que el Juzgado número 2 de Violencia de Género de Sevilla decidió archivarla toda vez que la pareja del agente, una ciudadana rusa, no ratificase los hechos ni presentase denuncia, ha indicado que fue víctima de una denuncia "falsa" por parte de su expareja, con la que acababa de romper la relación.

Según han indicado fuentes de la defensa del agente a Europa Press, su expareja, con quien estuvo conviviendo varios meses y estaba unido en pareja de hecho, urdió una denuncia "falsa" cuando el policía local le comunicó que quería romper la relación.

Así, tal y como apuntan las mismas fuentes, el agente, que, como ha corroborado Europa Press carece de antecedentes penales y cuyas iniciales son J.A.M., acusa a su expareja de que ésta se "autolesionó" para poder fundamentar su denuncia contra él como respuesta a su decisión de romper la relación.

De otra parte, fuentes próximas al agente ha censurado que la filtración de su detención y de distintos aspectos de su vida personal a los medios de comunicación corresponde a un intento de "descrédito personal profesional" que está "vinculado" al hecho de haber señalado irregularidades en la Policía Local de Sevilla, organismo está siendo sometido "a un acoso laboral" desde que advirtiera esas irregularidades en diciembre de 2015, añaden fuentes cercanas a la representación jurídica del policía.

El presunto acoso laboral comenzó cuando denunció irregularidades relacionadas con las medidas de seguridad y custodia de las armas reglamentarias de la Policía Local hispalense a través de escrito presentado en el registro al Ayuntamiento de Sevilla donde detalla situaciones "abusivas" ejercidas por algunos de sus jefes inmediatos. Esta situación, según el entorno de J.A.M. ha producido la baja médica del mismo desde el pasado abril tras habérsele diagnosticado un cuadro de ansiedad, que tuvo que ser tratado en un centro hospitalario, tal y como ha adelantado 'Diario de Sevilla'.

En concreto, el policía local solicitó, a través de un documento interno presentado el 22 de diciembre de 2015, la posibilidad de depositar, tal como marca una ordenanza municipal de 2006, su arma reglamentaria en un armero individual en la Jefatura central para evitar custodiarla en su domicilio propio, en el cual vivía un familiar suyo con problemas psicológicos y cuya seguridad le preocupaba.

Esta petición le fue denegada argumentando que faltaba "motivación", por lo que el agente decidió, en febrero de 2016, denunciar de manera interna irregularidades y situaciones "ilegales" como es el hecho de que los policías se veían obligados a dejar las armas en las taquillas personales de las distintas sedes policiales algo que contradice el Real Decreto 768 de 1981. En concreto, censura que en los centros de la Policía Local no existían las preceptivas alarmas de seguridad, sistemas de videovigilancia, ni otras medidas como puertas de seguridad o cristales blindados, "comprometiendo" la custodia de las armas reglamentarias.

Continuando esa línea, fuentes cercanas al agente han censurado que irregularidades con respecto a la ausencia de armeros reglamentarios provocaba situaciones tan diversas como que los policías locales en planes especiales como en Feria, Semana Santa o Navidades estaban obligados a trasladar sus correspondientes armas reglamentarias desde sus diferentes comisarías de distritos a distintos puntos de la ciudad y en sus vehículos particulares y siempre fuera de su horario laboral. Tanto es así, que el policía local cuando era citado fuera de su comisaría de destino, toda vez que "no le conceden" los 30 minutos necesarios para recoger su arma tal y como recoge la orden del cuerpo de la Policía Local del 2006, se ha presentado en ocasiones a trabajar sin su arma reglamentaria, lo que ha motivado "encontronazos" con varios de sus jefes.

Las mismas fuentes han señalado que el último de estos encontronazos fue el pasado 31 de abril, cuando lo citan directamente en la Jefatura central teniendo su armario reglamentario en la zona del Casco Antiguo. Por ello, le abrieron expediente disciplinario sólo a él y no a otros cinco policías que se encontraban en su misma circunstancia.

Cabe apuntar que este policía local es licenciado en Derecho y cuenta con siete felicitaciones públicas por otras tantas intervenciones así como una mención honorífica de la Policía Local de Sevilla del 30 de noviembre de 2015 por el rescate de una persona atrapada en un incendio, tal y como ha corroborado Europa Press.

Contador