El PP critica el acceso "sin control" a documentos de la antigua comisaría de Policía de Alcalá de Guadaíra

Actualizado 15/07/2009 21:05:42 CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PP presentará en el Senado una serie de iniciativas relativas al "abandono de la antigua comisaría de la Policía Nacional" en la Plaza del Derribo de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), donde, además de "riesgo de derrumbe", hay acceso "incontrolado" a los documentos policiales que "deberían estar protegidos" para no vulnerar la Ley de Protección de Datos, ya que se encuentran "tirados por el suelo" en un edificio de "fácil acceso, ocupado por indigentes".

En un comunicado, el senador del Grupo Popular por Sevilla Miguel Ángel Arauz aseguró que se encuentran ante una "gravísima situación" que el Gobierno de España "no debería permitir" y que el Ayuntamiento, como titular del inmueble, "debería haber evitado" en lugar de "permitir el abandono" del edificio y de toda la información "confidencial y personal" que pueda contener "vulnerando" la Ley de Protección de Datos.

Arauz explicó que el PP llevará al Senado varias iniciativas como la "presentación de una pregunta al Gobierno para saber si conoce el actual estado de abandono del edificio" de la antigua comisaría de Alcalá de Guadaíra y el "libre acceso a los documentos de las antiguas fichas policiales".

Asimismo, el PP se interesará por saber si en la Agencia de Protección de Datos "consta esta situación" así como de saber si el alcalde de la localidad, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), inició alguna gestión como "máximo responsable del propietario titular del inmueble" para "garantizar así la seguridad y estabilidad" del edificio en ruinas y "evitar la posible vulneración" de la Ley de Protección de Datos.

Al hilo de esto, Arauz dijo que el alcalde está "incurriendo" en una "grave irresponsabilidad" porque es "consciente" de la ocupación del inmueble por parte de indigentes y del "riesgo" del edificio catalogado, a lo que añadió la "doble condición" de Gutiérrez --alcalde y senador--, que le hacen "doblemente responsable de la no protección" de los datos de los alcalareños.

Por último, el senador popular recordó el "valor histórico y patrimonial" de este edificio de "aires regionalistas" en un lugar céntrico de la localidad sevillana además de insistir en la "urgencia de poner freno" a esta situación.