Publicado 08/08/2022 19:48

Primera recogida de muestras genéticas en Osuna para localizar a los 210 fusilados por el golpe de Estado de 1936

Manuel Díaz se somete a la recogida de muestras genéticas
Manuel Díaz se somete a la recogida de muestras genéticas - AYUNTAMIENTO DE OSUNA

OSUNA (SEVILLA), 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Ya ha sido realizada la primera prueba de ADN para el proyecto de recuperación de la Memoria Histórica y Democrática denominado Osuna Recuerda, que se está desarrollando en el cementerio de la localidad ursaonense para localizar a los más de 200 fusilados durante el golpe de Estado de 1936 y cuyos cuerpos fueron arrojados en seis fosas comunes.

Manuel Díaz Lara, hijo de Francisco Díaz Muñoz, ha sido la primera persona que ha acudido al cementerio municipal para realizarse dicha prueba con el fin de contribuir a encontrar los restos de su padre, un jornalero socialista de Osuna, que vivía en la calle Alpechín y que, con 31 años fue sacado de su casa, en julio de 1936, encarcelado y fusilado el 7 de septiembre de ese mismo año.

En su visita al cementerio municipal ha estado acompañado por el delegado municipal Memoria Histórica y Democrática, Benito Eslava, quien ha manifestado que "a través de un familiar de Osuna se le hizo llegar la documentación de estos trabajos de exhumación, a lo que rápidamente ha respondido queriendo acudir para prestar toda su colaboración a este proyecto".

Manuel acaba de cumplir 86 años, y a muy corta edad, se fue a vivir a Alcalá del Río, junto con su hermana y su hermano, pero nunca ha perdido el vínculo con Osuna, ni con su familia.

El pasado 28 de junio comenzaron en el cementerio municipal las excavaciones que permitirán la exhumación de las 210 personas que fueron fusiladas a partir de agosto de 1936 en Osuna y depositadas en seis fosas comunes, siendo la cuarta parte de los asesinados de pueblos de la comarca y todos los demás de la localidad.

'Osuna recuerda', que es el nombre de este proyecto, está coordinado por un equipo multidisciplinar en el que trabajan arqueólogos, historiadores, antropólogos sociales, culturales y forenses y profesionales de la comunicación, quienes están realizando una importante labor de exhumación, así como de documentación, de localización de familiares y de recogida de muestras con el fin de localizar los restos de estas personas fusiladas, identificar al mayor número posible y restaurar su dignidad.

Para favorecer la identificación de los cuerpos, a través de la Universidad de Sevilla, en el proyecto 'Osuna recuerda', cualquier familiar puede registrar sus datos, al igual que también puede hacerlo a través del correo electrónico habilitado por el consistorio municipal:*memoriahistorica@osuna.es, lo cual facilitará esa identificación.

El Ayuntamiento de Osuna ha conseguido la subvención más alta de todos los municipios de Andalucía para este proyecto, un total de 189.000 procedentes de la Secretaría del Estado para la Memoria Histórica del gobierno central, una cuantía cuyo fin está destinado a ofrecer el debido reconocimiento y a reparar la memoria histórica y democrática de estas más de 200 personas fusiladas y arrojadas a fosas comunes y de sus familias.

Más información