La protección del edificio de Catalana Occidente deriva de su "sobriedad" y su rol en la "configuración urbana"

Edificio de Catalana Occidente
IAPH
Publicado 24/09/2018 19:02:57CET

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La inclusión del edificio de Catalana Occidente en el catálogo promovido por el Ayuntamiento de Sevilla respecto a edificios del distrito Nervión susceptibles de protección deriva de que dicha construcción figura en el Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea por su "imagen de sobriedad" y "calidad de detalles", así como su papel en la "configuración urbana" conformada junto con otras edificaciones como la antigua Fábrica de Pirotecnia Militar, la Facultad de Ciencias Económicas o la torre de oficinas Sevilla Uno.

Como se recordará, la junta de gobierno del Ayuntamiento aprobaba el pasado viernes el documento provisional del catálogo de inmuebles del barrio de Nervión a proteger como legado de la arquitectura regionalista de las primeras décadas del siglo XX, una vez analizadas las alegaciones formuladas al documento inicial. Después de que el procedimiento arrancase con la catalogación de 50 edificios o espacios, once de ellos ya protegidos al figurar en el catálogo periférico del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), este documento provisional incorpora otros 22 inmuebles al objeto de que el catálogo proteja un total de 72.

El documento inicial del catálogo de protección de la arquitectura regionalista de Nervión, en ese sentido, incluía directamente once inmuebles ya protegidos al figurar en el catálogo periférico del PGOU, como es el caso del antiguo matadero municipal, el humilladero de la Cruz del Campo, la Casa Duclós, la parroquia de la Inmaculada Concepción o de la Sed y la torre de oficinas Sevilla Uno por su papel en la arquitectura contemporánea.

Además, el documento inicial del catálogo incorporaba 18 edificios de estilo regionalista hasta ahora carentes de protección y el espacio público del parque de Ranilla, atribuyendo una catalogación "preventiva" a 21 inmuebles más, hasta contar con informes más detallados respecto a ellos.

LAS ALEGACIONES

A partir de ahí, el citado documento fue objeto de numerosas alegaciones promovidas por la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa), Ciudadanos o personas a título particular, mediando además la recomendación de la Consejería de Cultura para que el catálogo incluyese el edificio de Catalana Occidente, el hotel Los Lebreros y el colegio Santa Joaquina de Vedruna, por su valor como exponentes de la arquitectura contemporánea.

Así las cosas, el documento provisional del catálogo, previo al texto definitivo, incorpora buena parte de las peticiones formuladas en tales alegaciones y recomendaciones, incluyendo 22 inmuebles más en el catálogo, entre ellos los edificios contemporáneos solicitados por la Consejería de Cultura.

Sobre la inclusión del edificio de Catalana Occidente, el hotel Los Lebreros y el colegio Santa Joaquina de Vedruna, el informe de la Consejería de Cultura que reclamaba tal extremo, recogido por Europa Press, recuerda que tales construcciones figuran en el Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea y esgrime la "sensibilidad" de la Junta hacia la arquitectura contemporánea.

"ARQUITECTURA EJEMPLAR"

En ese sentido, el citado registro define al edificio de Catalana Occidente, diseñado por los arquitectos José Ramón y Ricardo Sierra Delgado, como muestra de una "arquitectura ejemplar para una ciudad necesitada de obras de este tipo, que hace de la abstracción y la linealidad valores compatibles", destacando la "imagen de sobriedad" del edificio y "la calidad de los detalles constructivos, en los despieces muy estudiados o en la cornisa del edificio", por ejemplo.

Además, su ficha en el mencionado registro señala la "configuración urbana" de la que forma parte este edificio, pues "por la calle Ramón y Cajal puede realizarse un recorrido encadenando obras como la Pirotecnia, la Facultad de Ciencias Económicas, los edificios de oficinas de Sevilla Uno y Catalana Occidente o los destinados a viviendas colectivas de Ramón y Cajal número 28 de Guillermo Vázquez Consuegra o las de corte regionalistas de Aníbal González y Juan Talavera".